El evento estelar de Esports de Fortnite cerró por todo lo alto el pasado fin de semana, al coronar a los nuevos campeones del Battle Royale más famoso del mundo.

Con millones de dólares en juego y el título más ansiado de ser el mejor jugador de Fortnite del mundo, los jugadores clasificados al mundial dieron el mejor de los espectáculos.

La fiesta comenzaría el sábado con las partidas de Dúos, donde el trabajo en equipo y la coordinación gobiernan, y se pudo ver una reñida competición entre parejas por un premio de 3 millones de dólares.

El domingo tuvo como protagonistas a los talentosos jugadores individuales de todo el mundo, por un premio de 3 millones de dólares, que se hace todavía mayor puesto que no tenían que compartirlo con nadie.

Finales de Dúos

Las parejas tuvieron una excelente batalla entre ellas, con múltiples dominadores y un equipo sorpresivo que se llevó el triunfo.

La pareja representante de la región europea compuesta por David W. (Aqua) y Emil Pedersen (Nyrox) se llevaría el triunfo al acumular 51 puntos totales y dos Victory Royales consecutivos para romper con el liderato de los jugadores Saf y Zayt.

En la recta final del torneo Aqua y Nyrox acumularon muchas eliminaciones para poder meterse el titulo en el bolsillo y llevarse el ansiado título y el suculento premio de 3 millones de dólares para dividirlo entre ambos.

Aqua contaba con la presión extra de que estaría presente en las finales singulares del día siguiente, por lo que podía embolsillarse aún más dinero.

Finales singulares

La final de las partidas en solitario se diferenció de las de parejas al estar dominadas principalmente por jugadores estadounidenses, y donde Bugha se llevó el máximo galardón.

Kyle Giersdorf, conocido como Bugha, dominó las partidas en solitario sin discusión alguna desde que se sentó a jugar el día domingo. Dominó el ranking durante cada partida de la final y terminó llevándose el trofeo.

FaZe Clan demanda a Tfue por violación de contrato

Solamente tuvo un Victory Royale en toda la carrera, contentándose con sumar eliminaciones y anotarse puntos en cada partida, además de evitar eliminaciones al inicio de cada partida, sino cerca del final. Alcanzó el logro de sacar 15 puntos de ventaja en el ranking a su más cercano perseguidor.

Nadie iba a separar a Bugha de sus 3 millones de dólares, un premio digno y merecido para la consistencia de un excelente jugador. Gracias a esta victoria, Bugha se convirtió en uno de los jugadores de Esports más ricos del mundo, por lo que Fortnite sigue pagando a sus jugadores.

Ni equipos ni streamers

Es de destacar que los ganadores no eran grandes streamers ni miembros de los equipos más populares del mundo de los Esports.

En los rankings finales de la Fortnite World Cup no aparecen nombres destacados de equipos como FaZe Clan o Team Liquid, solamente el popular 100 Thieves en el tercer lugar de Dúos.

El famoso streamer Tfue cerró su participación en el sitio 67 del ranking individual, una posición predecible para su estatus actual como jugador, pero muy lejos de la élite de Fortnite.

Según comentaría luego, Tfue dejaría el mundo competitivo de Fortnite para dedicarse exclusivamente a su carrera en Twitch, una decisión que le rinde dividendos al ser el quinto canal más visto de la plataforma.

El canal de Twitch de Fortnite resultó ser el gran ganador de todo el evento, al acumular más de 4 millones de horas de transmisión y solo siendo superados por el canal de Method en su victoria en la carrera por el World’s First de World of Warcraft.

Bugha, Aqua y Nylox son los nombres que quedan inmortalizados como los campeones absolutos de la Fortnite World Cup 2019.