Uno de los casos más singulares en la historia de los Esports tuvo lugar en la ciudad de Bangkok, Tailandia, donde uno de los torneos más importantes de PUBG se convirtió en un desastre.

La MET Asia Series celebró su gran final de temporada entre los días 26 y 28 de julio en Bangkok, donde los equipos más destacados de PlayerUnknown’s Battlegrounds en el sureste de Asia se dieron cita para definir al campeón.

Con un premio equivalente a los 300 mil dólares para los ganadores, los equipos estaban muy motivados para participar, y la audiencia estaba bastante metida en el evento, apoyando a los locales, esto jugaría un rol importante en lo que ocurriría después.

De los 16 equipos participantes, cinco eran representantes de China, quienes son los dominadores del Battle Royale que definió a este género. Además de dos equipos representando a Taiwan, eran todos vistos como invasores por parte del público.

Con los ánimos caldeados, ocurriría un apagón repentino durante la última ronda del evento, que dejaría a todas las computadoras de los jugadores inactivas y tenían que esperar para volver a encenderse.

Reinicio y polémica

Las autoridades del evento determinaron que la ronda volvería a jugarse, dejando resultados favorables para los conjuntos chinos, sin embargo, determinaron posteriormente que la ronda final quedaba invalida.

Survivor Pass: AFTERMATH trae atuendos especiales para vehículos en PUBG

Los puntos finales fueron distribuidos en forma de compensación para todos los equipos tras el apagón, alterando el récord final del torneo. Debido a esto, los cinco equipos chinos y los dos de Taiwan se retiraron del torneo como protesta y denunciaron que había arreglos en favor de los locales.

La compañía MET Events, organizadora del torneo, negó que tal situación estuviera ocurriendo y mantuvo sus resultados, causando un quiebre entre los equipos chinos y la organización de PUBG.

Esto trajo a PUBG Corp a la palestra para ofrecer una solución a este enfrentamiento, llegando a una conclusión bastante salomónica. Si bien no cambiaron el resultado final del evento, retiraron el beneficio que ofrecía la MET Asia Series, un puesto clasificatorio extra para la PUBG Global Championship.

Esto quiere decir que la región ganadora del evento hubiera sacado un espacio extra para otro equipo del país en el evento mundial, además de una entrada de dinero para MET Events que ya no estará presente.

Finalmente, MET invalidaría todos los partidos de la contienda, dejando todo el evento como nulo.