Comienza un nuevo capítulo de la batalla legal entre Tfue y FaZe Clan, al darse a conocer que el equipo de Esports demandó al jugador por 20 millones de dólares.

Esta contrademanda, establecida en la corte estatal de Nueva York, se da en función de la demanda que realizó Turner Tenney que se hizo pública el pasado 20 de mayo de este año, donde el jugador y streamer denunció que su contrato limitaba su habilidad de tener anunciantes.

Además de que Tfue dio a conocer que el contrato de FaZe restringía un 80% de sus ganancias y que exigía la ruptura del mismo.

En menos de tres meses se da esta contundente respuesta, donde el equipo encabezado por Ricky “FaZe” Banks denuncia a Tfue por difamación e incumplimiento de contrato por la suma de 20 millones de dólares, que afirman ser las ganancias que el jugador les debe.

En un reporte del portal The Verge, el equipo de Esports declaró que la demanda de Tfue “buscaba hacer daño al equipo y quiere continuar haciéndolo” además de insistir que las declaraciones de Tfue no son reales.

Ninja se convierte en el streamer número 1 de Mixer

¿Y el contrato?

Cuando la controversia alcanzó su punto más álgido, debido a la extensa respuesta pública de FaZe Banks a Tfue tras su demanda, comenzó un movimiento que se llamó #ReleaseTheContract, en donde el jugador exigía que FaZe mostrara el contrato que Tfue había firmado.

Por supuesto, el equipo no hizo lo solicitado, pero en poco tiempo se filtraría en redes una supuesta copia del contrato de Tfue, que validaba las palabras del jugador. Esta filtración no fue ni confirmada ni negada por ninguna de las partes.

Personalidades como Ninja señalaron que si nadie decía nada, este contrato iba a ser tomado como real y exponía un serio problema de este equipo. Pero, probablemente por sugerencias de sus equipos legales, nadie ha comentado nada al respecto.

Sin embargo, esta batalla adquiere una nueva dimensión al entrar en el terreno de los 20 millones de dólares, una suma tan importante que puede sentar un precedente importante en la industria de los Esports y del streaming.

Estaremos atentos al desarrollo de esta historia, que parece estar lejos de terminar.