Uno de los equipos con crecimiento más consistente de la actual temporada de League of Legends en Corea del Sur es Kingzone DragonX.

Aunque este conjunto no tuvo el impacto de Griffin ni carga con el legado de SK Telecom T1, Kingzone ha estado en los puestos más privilegiados de toda la temporada, y siendo participe de la victoria de Corea en Rift Rivals 2019.

Pero en la reciente vuelta de la League Championship Korea, el equipo se esta encontrando con varios inconvenientes que no se esperaban y que ponen en riesgo un emparejamiento positivo en los playoffs.

Una inesperada cadena de tres derrotas seguidas los coloca en el octavo puesto de la clasificación, el último que clasifica a la postemporada de este torneo, una posición increíble para este equipo.

Ocho de diez

Objetivamente hablando, Kingzone DragonX no está en riesgo matemático de quedar eliminado de la postemporada, al tener un récord de 8 partidas ganadas y 6 perdidas, Hanwha Life Esports, su más cercano perseguidor tiene un récord de 3 y 10 a falta de dos juegos.

'League of Legends' tendrá importantes cambios en la temporada 2020

Pero este inesperado bajón pone en tela de juicio sus posibilidades en la postemporada, tras haber sido uno de los poderosos de la liga, al verse forzados a hacer cambios en su roster por la salida forzosa de Heo Won-seok (PawN) por problemas de salud.

Pero Kingzone DragonX tampoco está deshauciado ni mucho menos, contando con la posibilidad de llegar a la meta de ser el campeón de la LCK tras haber tocado el cielo en 2018.

Con un plantel y un equipo técnico nuevo, Kingzone DragonX ya no es lo que fue en su momento, pero sigue contando con un equipo competitivo.

Además, tras su desempeño en Rift Rivals 2019, este equipo tiene la posibilidad de soñar con el éxito internacional. Un buen desempeño en los playoffs puede ponerlos en el Worlds 2019, donde todo puede pasar y donde Corea del Sur quiere volver a reinar