Los grandes estudios de juegos chinos, Tencent y NetEase, revelaron nuevos títulos en una reunión de la industria que muestran valores socialistas y temas patrióticos en medio de una censura estatal cada día más estricta que es impulsada por toda la propaganda del Partido Comunista Chino.

El lugar escogido para revelar los nuevos títulos fue la China Digital Entertainment, también conocida como ChinaJoy celebrada en Shanghái. Los juegos presentados en la convención de juegos más grandes de China que terminó el lunes, apuntan al panorama rápidamente cambiante de la industria después de la suspensión estatal de nuevas aprobaciones el año pasado en un contexto de críticas relacionadas con adicción entre jugadores y personas con comportamiento violento dentro de los juegos online.

Los juegos promovidos dentro de la ChinaJoy, iban desde los que promovían la cultura doméstica a otros que relataban la historia del país, como “Mar del Sur de China” de Shengqu Games, que permite a los usuarios administrar una ciudad costera ambientada en la dinastía Ming.

Tencent de la mano del gobierno chino

Tencent dijo que estaba colaborando con el periódico estatal People’s Daily para publicar un nuevo juego que contará con el departamento de propaganda del brazo de Guangdong del Partido Comunista en un título llamado ‘Story of my Home’.

Los jugadores de ‘Story of my Home’ tendrán la tarea de desarrollar una ciudad que necesitará ejecutar políticas como el alivio de la pobreza y la reducción de impuestos que son objetivos claves dentro de la política de Beijing.

“Este año es el 70 aniversario de la fundación de la nueva China con ese fin, Tencent ha hecho mucha planificación previa e hizo inversiones en el tema de ‘yo y mi patria’, para crear productos que reflejan la era actual”.

Ninguno de los títulos anunciados lució un gameplay o ventana de lanzamiento pero se espera que al menos uno de ellos salga a la venta en el próximo 2020 en territorio chino.

La censura dentro de China

Hay que recordar que el tema de la censura dentro de los videojuegos en China no es algo nuevo y estudios como Tencent lo saben por lo que para poder hacer vida dentro del país tienen que adaptarse a las políticas y las restricciones existentes dentro del gigante asiático.

Empresas como Sony revelaron que tuvieron que comenzar prácticamente desde cero para poder llevar su PS4 a China y estudios como Red Candle Games han sufrido el peso de la censura con juegos como ‘Devotion’ que fue totalmente eliminado de todas las tiendas digitales del país debido a la presencia de un talismán en el que se podía leer una burla y un insulto a Xi Jinping, quien es el actual presidente del país.

No cabe duda de que la política y los videojuegos no son algo que se pueda separar dentro del país asiático en donde el Partido Comunista se encarga de penetrar en todas las esferas de la vida de los ciudadanos chinos.