La organización de la EVO 2019 puede estar en graves problemas, así como lo pueden estar sus patrocinadores, Red Bull y Twitch. Hasta dos personas han comentado haber sufrido de abusos y uno de ellos comenta que no recuerda nada de la noche anterior gracias a que tomó un trago que recibió de otro miembro de la comunidad de juegos de pelea.

Las situaciones más graves se dieron en la fiesta posterior al evento patrocinada por Red Bull, La EVO se llevó a cabo en el Mandalay Resort & Casino en Las Vegas y esta fiesta se dio en el mismo hotel en un salón cercano. De acuerdo a algunos asistentes, la fila para entrar se hizo tan larga que tuvieron que dejar entrar a las personas sin revisar si tenían algún tipo de arma primero.

Tres situaciones desagradables

La primera chica en hablar fue Yohosie, una de las competidoras en el torneo quien reveló que una de sus amigas fue abusada sexualmente durante la EVO y otras fueron “roofied” (tomaron tragos con drogas contra su voluntad) en el evento posterior. Yohosie no especifica quienes sufrieron estas situaciones ni si hubo acusaciones formales al respecto.

Zorine Harli, por su parte, afirma que un hombre meter su mano debajo de su falda pero ella lo confrontó directamente para evitar que siguiera haciéndolo. Al parecer el agresor quiso ser aún más agresivo pero Zorine tuvo la suerte de que un amigo vio la situación y forcejeó con el extraño. Esta situación derivó al menos derivó en el personal de seguridad haciendo su trabajo y escoltando al abusador a la calle.

Zorine afirma que sigue intentando conseguir el nombre de esa persona para poder denunciarlo formalmente.

Nintendo presenta 30 minutos de jugabilidad de Luigi's Mansion 3 para Switch

Por último, Tong, CEO de Gaming Fight, reveló que él fue quien tomó la bebida manipulada. El asunto es que la bebida no era para él, sino para una chica que lo acompañaba, Tong afirma que no recuerda absolutamente nada de lo que sucedió después de haber tomado del trago

Callejón sin salida

No queda muy claro quien debe responder por esto, si el hotel o la organización de la EVO y Red Bull. En tal caso, ninguna de las partes involucradas ha comentado nada al respecto, por otro lado, los individuos que realizaron estas actividades ilícitas tampoco han sido atrapados, ni siquiera se conocen sus nombres por lo que parece que estamos ante un callejón sin salida. A no ser que la organización tome cartas en el asunto, parece que todo quedará en esto.

Dicho esto, la imagen de otro evento importante del gaming ha sido manchada nuevamente, la EVO es muy grande y es lamentable que la seguridad del lugar no haya estado a la altura. También hay que mencionar que los que han alzado su voz para hablar de la situación que sufrieron afirman que todos los criminales formaban parte de la comunidad de jugadores de la EVO, es decir, que también la misma comunidad ha fallado.