Uno de los asistentes más inesperados de la EVO 2019 ha sido el terrible virus del sarampión, quien ha tomado un nuevo impulso en los últimos meses en Norteamérica.

Por gracioso que pueda sonar, la presencia del sarampión en los espacios del Centro de Convenciones Mandalay Bay y el Hotel Luxor fue verificada por la Dirección de Salud del Sur de Nevada.

Un asistente al evento estuvo hospedado entre los días 1 y 6 de agosto en el Hotel Luxor y transitó de manera recurrente el Mandalay Bay, donde diversos eventos del EVO tuvieron lugar.

Por medidas de seguridad, el individuo no ha sido identificado pero ha sido señalado como una potencial fuente de contagio de este virus que, de no haber sido propiamente prevenido, puede causar serios problemas a la población adulta.

Aunque la Dirección de Salud no mencionó el Mandalay Bay como uno de los sitios donde ocurrió el foco del virus, si dispuso el Hotel Luxor como su principal área de exposición, infiriendo que fue un asistente a EVO 2019.

Mark Cuban: "Ser propietario de un equipo de Esports en EE. UU es un negocio horrible"

Vacunarse es la clave

La Dirección de Salud hizo énfasis en que si la persona había recibido sus vacunas de sarampión en su niñez estaba a salvo de esta cepa del virus, pero que en caso de no estarlo dispusieron las condiciones para su tratamiento.

En caso de sentir los síntomas de esta enfermedad (fiebre alta, ojos enrojecidos, congestión nasal y tos), debían presentarse en un centro de salud para verificar si tienen sarampión y tratarse de la manera correcta.

La verdadera complicación que puede traer esta situación es el hecho de que se trata de un evento con implicaciones internacionales, con múltiples jugadores y asistentes de muchas partes del mundo, exponiéndose a ser contagiados y contagiar a su vez a muchas personas en otros países.

Las autoridades de EVO 2019 están conscientes de eso y se han dedicado a investigar las posibles situaciones de salud que tengan sus asistentes, staff y jugadores.