Todos estamos a la expectativa de Google Stadia, la próxima plataforma de videojuegos creada por el gigante del Internet, quienes prometen cambiar el futuro de la industria, permitiendo a los jugadores probar sus títulos desde prácticamente cualquier dispositivo con conexión a una red inalámbrica.

De esta forma los fanáticos podrán jugar desde la comodidad de su celular, tableta, ordenador e incluso televisión con conexión a Internet, mediante la red de transmisión más grande del mundo —según el líder del proyecto Phil Harrison–. Esta son razones más que suficientes para que millones de jugadores reservaran el servicio y algunos de ellos fueron afortunados de probarlo durante la PAX West 2019.

Es así como obtuvimos las primeras impresiones del servicio Google Stadia, tanto positivas como negativas, todo gracias a un informe de Dualshockers, quienes durante treinta minutos tuvieron la suerte de acercarse y probar la experiencia del servicio que intenta revolucionar la industria de los videojuegos.

Bien sabemos que Google Stadia busca reproducir títulos en tiempo real a 60 FPS y alta resolución, pero, ¿qué pasará con los que no tienen conexiones suficientemente rápidas? Pues esto se traducirá en una disminución de la resolución, tal como se ha observado en muchos servicios similares lanzados hasta la fecha, como el ahora inexistente ‘Onlive’.

Durante la demostración de la PAX West 2019, se brindó un acercamiento jugables a títulos como ‘DOOM Eternal’ y ‘Mortal Kombat 11’, junto con una explicación del ancho de banda recomendado para cada resolución de pantalla: 10Mps para una resolución de 720p, 15Mbps para 1080p y 35 para 4K a 60 cuadros por segundo.

'Doom Eternal' recibirá máscaras clásicas de los personajes

En cuanto al controlador de Google Stadia, a primera vista podemos ver que toma inspiración de mandos como el Dualshock 4 y sobre todo el de Xbox One, pero posee gran comodidad en la mano de los usuarios y su construcción recuerda a un controlador de Switch Pro. Por lo que en general se trata de un buen dispositivo para disfrutar la experiencia de Stadia.

Si hablamos de la experiencia en Stadia, podemos mencionar que este se nota bastante bien en cualquier pantalla —siempre que cuentes con la conexión correcta— e incluso en dispositivos móviles luce tan nítido como el cualquier televisor. Sin embargo, es recomendado contar con un mando inalámbrico si desean disfrutar plenamente de la jugabilidad.

Es así como podemos concluir que Google Stadia tiene todo lo necesario para obtener un éxito en el mercado y aunque no estamos seguros de si revolucionará la industria de los videojuegos, lo que sí sabemos es que un fracaso tampoco afectará demasiado el avance del resto de compañías.