Cuando la poderosa casa desarrolladora Epic Games irrumpió en la escena anunciando su tienda digital de videojuegos para PC, se paralizó el mundo.

La casa responsable por la creación y distribución del fenómeno Fortnite cosechaba los beneficios de sus ganancias al emprender este ambicioso proyecto que busca cambiar los estándares de la industria.

Lo que en un momento podía sonar como una exageración, ahora se está transformando en una de las realidades más fuertes del mercado de videojuegos de PC, posiblemente el más lucrativo de todos.

La razón de esto habita en el enfoque que Epic Games Store tiene de cara a la industria, que es en esencia batir a la competencia al enfrentarla directamente. Para entender este enfoque hay que comprender que compiten contra Steam.

Rompiendo el monopolio

El punto de partida de la presentación de la Epic Games Store fue la oferta de crear un sistema que ofreciera ventajas económicas sobre la plataforma Steam de Valve.

Reconocidos por tomar una tajada de un 30% de los juegos que vendían, el cabecilla de Epic, Tim Sweeney, expresó que su plataforma ofrecería ventajas monetarias a los desarrolladores que decidieran hacer el cambio.

No se requieren muchas lecciones de marketing para darse cuenta que Sweeney estaba lanzando el guante a Steam, usando sus condiciones como estrategia de mercado. El principio de “ofrecemos algo mejor que la competencia” en su estado más puro.

Con una tarifa fija de un 12% para Epic y 88% para los estudios, se presenta una perspectiva con la que salivan muchos creadores independientes y desarrolladores medios, una oferta que es muy difícil de rechazar.

Exclusividad. ¿El lado oscuro de Epic?

La oferta monetaria es satisfactoria y la idea general de competir con una plataforma como Steam, que se ha convertido en una especie de monolito de oscuridad pura, es muy llamativa.

Pero también nos encontramos con un potencial inconveniente en los términos de los lanzamientos exclusivos que exige Epic Games para la mayoría de los juegos que pondrá a la venta.

Epic exige a la mayoría de los títulos que presenta en su tienda una exclusividad en el mercado de PC de 1 año calendario. En estos 365 días solo se podrá adquirir la versión de PC de cualquier juego a través de la Epic Games Store.

Esa es, sin agendas ocultas ni teorías conspirativas insulsas, la oferta de Epic Games para los creadores de videojuegos. Un porcentaje altísimo de las ventas a cambio de no llegar a otras plataformas.

Esto abre la puerta a un gigantesco debate sobre los efectos que puede tener este tipo de oferta dentro del mundo de los juegos de PC, los cuales revisaremos puntualmente.

  • Desarrolladores

Acá no hay demasiada discusión. Los creadores de videojuegos simplemente deberán analizar numéricamente los beneficios monetarios de presentar sus creaciones en Epic y tomar o no este suculento trato.

Una diferencia de 18% de las ganancias netas por ventas es la vida o la muerte de muchos estudios independientes y, si el juego consigue ser un éxito, implicaría un crecimiento potencial de este estudio y su equipo de trabajo.

Epic Games revela los cambios incluidos en la actualización 10.30 de 'Fortnite'

En una industria en la que el dinero está tan mal distribuido, las entradas de dinero para los creadores siempre son bienvenidas. Aunque ciertos grupos tienen más reservas que otros, es posible afirmar que Epic Games Store ofrece una excelente oferta para este grupo.

  • Jugadores

Todo se complica a partir de este punto. El usuario tiene entre manos una postura más compleja a la vez que un tanto superficial.

La llegada de Epic Games Store añade un elemento más a una situación que a muchos jugadores les está molestando progresivamente, los launchers. El beneficio principal que les ofrecía Steam era el poder ubicar todos sus juegos en una sola biblioteca de juegos.

Si bien compañías como Blizzard o Electronic Arts decidieron presentar su propios Launchers para sus juegos, estos eran la excepción en lugar de la regla y preferían sus bibliotecas estáticas de Steam.

Plataformas como GOG Galaxy tienen, a su vez, un sistema mucho más curado de juegos que llegan a su sistema, enfocandose en clásicos y en títulos más reconocibles o que tengan un criterio más solido para su venta.

Steam, por su parte, ofrece los lanzamientos grandes. Los estrenos importantes de nivel Triple A, los juegos de clase media que se hacen populares y los indie que más llaman la atención.

Todo esto lo está alterando Epic Games Store, al querer quitarle los “juegos buenos” a Steam, dividiendo a la fanaticada en dos grandes vertientes, los más fieles a Steam y los que quieren un cambio.

  • Grandes estudios

A medida que pasa el tiempo nos damos cuenta de que realmente Epic Games está cumpliendo el objetivo de romper de manera decisiva el monopolio de Steam de los juegos de PC.

La mayoría de los estudios grandes parecen estar listas y dispuestas a expandir sus propios launchers y seguir separándose de plataformas como Steam, confiando en las ventas que tendrán sus títulos harán contrapeso de este tipo de salidas.

Mientras que los indies deben acomodarse, es posible que más estudios simplemente descarten estas plataformas y presenten sus juegos directamente sin intermediarios. A lo mejor veremos dentro de poco un Bandai Namco Launcher o un Capcom Launcher.

La guerra apenas comienza

Va menos de un año del estreno de Epic Games Store y ya sus efectos se están sintiendo dentro de la industria de juegos de PC.

Desarrolladores indie con algo de recorrido confían en dar el paso a Epic, mientras que otros se aferran a Steam, amparados en sus laxas medidas de seguridad para publicar cualquier cosa y poder venderla.

Pero el duelo entre ambas compañías parece ser uno de dos versiones similares de si mismas. Dos empresas grandes luchando por la supremacía, y esta lucha está lejos de acabar.