Solo las nuevas generaciones podrán acostumbrarse a que el compañero de Batman ya no se llamará Robin, el simpático y muchas veces ingenuo muchacho que siempre lo acompañaba en sus múltiples aventuras. Y todo indica que así será ya que el escritor del cómic, Brian Michael Brendis ha revelado el nuevo alias de superhéroe con que será conocido el emblemático personaje de aquí en adelante, o mejor dicho, a partir de la entrega del séptimo número del cómic  ‘Young Justice #10’, el cual será Drake.

Y al conocerse el nuevo alias, todo el mundo se preguntó la conveniencia o no de utilizar el mismísimo apellido del personaje Tim Drake, el cual interpreta a Robin, a lo que según Newsarama, el propio escritor habría hechos todos los arreglos necesarios para que toda la trama desembocara en dicho alias.

Dónde salió la inspiración

Como es sabido, el antiguo y fiel compañero de Batman actuó bajo dos identidades: Robin y Red Robin, apodo que asumió cuando sucedió la aparente muerte de Batman y por ende de su personaje Bruce, en la entrega llamada Final Crisis.

Pero ahora y para justificar este nuevo alias, todo comienza cuando el equipo de Young Justice realizó un viaje a la que otrora había sido la casa del llamado sindicato criminal y que era conocida como el Earth-3.

James Gunn revela el elenco completo de The Suicide Squad

Una vez allí, el grupo se enfrentó a todos los malos de la serie que representaban sus contrapartes villanas y casualmente, el malo que representaba el clon de Robin se hacía llamar Drake y cuando Robin le preguntó por qué se hacía llamar así, le dijo que el nombre de Drake representaba a una de las aves más peligrosas que existían en el mundo y que por eso se hacía llamar así, pues su presencia era peligro y muerte.

Cuando todos culminan la lucha, Tim Drake le hace el comentario a sus amigos y posteriormente estos, de una forma u otra, comienzan a referirse a Robin como Drake y así se va notando cuando lo llaman o se refieren a él.

Este nuevo alías dio pie para que Tim Drake cambiara su original atuendo de Robin, el cual consistía en los colores rojos y amarillos, por un color mucho más clásico que sin duda alguna, le otorga más madurez al personaje, lo que deja atrás al joven e intrépido personaje original.