Poco a poco nos acercamos a uno de los acontecimientos más importantes en la historia de los videojuegos, con la llegada del parque de atracciones Super Nintendo World.

Este gran espacio está próximo a ser estrenado en diversas locaciones alrededor del mundo, comenzando en Japón en la primavera de 2020 y pasando por locaciones como Beijing, Singapur y finalmente California.

Para el inicio de este parque propiedad de Universal Studios se presentará una de las atracciones más anticipadas, Super Mario Kart. Tan emocionante como suena, los visitantes tendrán la posibilidad de competir con los mini vehículos con los que Mario y sus amigos se baten a duelo en esta extraordinaria saga de videojuegos.

En una reciente conferencia, el director de Universal Parks & Resorts, Tom Williams, explicó los puntos más destacados que Super Nintendo World tendrá en sus parques. Señalando que los visitantes tendrán un acceso bastante grande en este parque.

Con el uso de unos brazaletes magnéticos, los visitantes comenzarán a acumular puntos en las atracciones y lugares para visitar y podrán obtener premios a medida que sigan participando en el parque.

Nintendo y Tencent presentarán detalles del lanzamiento de Switch en China

Aunque para ello necesitarán más que solo contar con Mario Kart, y según manifiesta Williams, habrá una segunda tracción en su lanzamiento, que será Yoshi’s Adventures.

Aunque no hay una descripción exacta sobre que será esta aventura, es probable que se trate de elegir los muchos huevos de colores de el dinosaurio de Nintendo, así como montarlo y cabalgar a la aventura.

La gran ventaja que parece tener este parque es que puede incluir contenido que se puede llevar a la Nintendo Switch, con el uso de estos brazaletes magnéticos que disponen de una entrada hacia la versátil consola.

Sin embargo, es muy recomendable no llevar su Nintendo Switch al parque de ninguna manera, no es buena idea exponer sus consolas, por portátiles que sean, a este tipo de exposición.

Esto entra dentro del estilo de Nintendo de buscar la máxima interacción posible entre sistemas de videojuegos y la actividad física más allá de sus sistemas, llevando la diversión a todas partes.