Hace exactamente una semana la mítica primera consola de Sony Computer Entertainment se lanzaba al mercado en América, la Sony PlayStation estuvo a la venta por casi 11 años y cambió la industria de los videojuegos hasta el punto de que su legado sigue estando presente en muchos aspectos de este medio.

La Sony PlayStation, como se le conocía antes de adquirir un “uno” como sufijo para diferenciarla de la segunda, se lanzó en diciembre de 1994 en Japón, y en septiembre de 1995 en América y Europa. Para ese momento ya muchos fans conocían que este aparato era todo un éxito en la tierra del sol naciente así que las tiendas tenían miles de reservas listas para todos los potenciales jugadores.

La consola logró venderse más de 100 millones de veces en todo el mundo, fue la primera consola de escritorio en hacerlo llegando a los 105 millones millones lo que era un verdadero hito y lo que parecía ser un número inalcanzable. Pero todos estábamos equivocados, no sabíamos que esta consola había empezado algo que no se ha detenido más de 20 años después y que tiene pinta de seguir porque pronto sabremos de la PlayStation 5.

La insistencia de una idea

La historia de la Sony PlayStation comienza con Ken Kutaragi, el ahora CEO de Cellius es conocido como el padre de la PlayStation. Aunque no se le reconozca lo suficiente, fue su obstinación la que derivó en que Sony ahora domine el mercado de consolas de videojuegos actualmente. Nuestro amigo Ken fue quien tuvo la idea de aliarse con Nintendo para agregar un periférico a la Super Nintendo, uno que le permitiera correr software en esa tecnología emergente llamada CD-ROM.

Luego de un par de años con el proyecto en el limbo, Sony finalmente llegó a un acuerdo con Nintendo para lanzar este periférico, las relaciones eran buenas ya que Sony había desarrollado el chip de sonido de la SNES. Sin embargo, algo salió mal, el contrato le daba control a Sony por sobre todos los juegos vendidos en formato CD, Nintendo y Sony rompieron negociaciones y volvieron a iniciarlas varias veces, pero nunca se llegó a un acuerdo.

Como les contamos con la GameCube, esto derivó en que Nintendo perdiera muchas sagas importantes y ahora tengamos material para reírnos con los The Legend of Zelda para CD-i. Por otro lado, aunque Sony no lo sabia aún, el hecho de que estas negociaciones no se hayan dado terminaría derivando en ellos ganando 3 de las 4 generaciones posteriores.

Prototipo de la SNES CD ROM desarrollada por Sony y Nintendo.

Dado que Nintendo se había aliado con Phillips, Sony decidió seguir con su proyecto en solitario y decidió llamarla simplemente PlayStation juntando ambas palabras cuando inicialmente iban a estar separadas. La consola iba a entrar en el mercado en plena lucha encarnizada entre la Sega Saturn y la Super Nintendo, ofrecería gráficos en 3D “reales” y no como los de Virtua Fighter o DOOM que solo simulaban el 3D, juegos en formato CD con todo lo que eso significaba y un kit de desarrollo fácil de usar.

La consola con CD-ROM

Cuando se presentó la consola en la E3 de 1995 a Sony solo le costó un segundo ganarse a la audiencia. Sega había anunciado el día anterior su Sega Saturn a un precio de US$ 399, mientras que Steve Race, entonces jefe de desarrollo de SCE, subió al escenario y dijo “299” y se retiró. Fue un momento icónico de la industria que le ganó varios aplausos a Race y a Sony.

Al cabo de un año, la PlayStation había vendido 1 millón de copias en su Japón natal y, más o menos la misma cantidad que logró vender en Estados Unidos y Europa al cabo de un año de sus fechas de lanzamiento. Todos estaban encantados con los entornos poligonales en 3D, un chip de video y audio muy bueno y la posibilidad de usar CDs en su consola de videojuegos.

El marketing se había dirigido principalmente a adolescentes, aunque pronto se extendió e rango de edad hasta los 24 años. En aquellos tiempos Nintendo y SEGA ya apuntaban a un público más adulto para el marketing por lo que todas las decisiones de Sony parecían ser un riesgo total, siempre buscando pisar terreno virgen y aventurarse por caminos no transitados.

Nintendo tardaría un par de años en lanzar su Nintendo 64, su propia consola con entornos 3D y, aunque poseía un catálogo para envidiar, ya era demasiado tarde, el monstruo PlayStation ya era demasiado grande y su insistencia con los cartuchos cuando los CDs ya en el mercado terminaron por condenar a Nintendo a quedarse con menos juegos de terceros. Los 33 millones de ventas de la N64 palidecen antes los 105 de PlayStation y Sony debutaba en la industria con una victoria rotunda que nadie se esperaba.

Las razones del éxito

Pero, ¿a que se debió este éxito? ¿realmente todo se debe a los CDs? la respuesta corta es que sí, los CDs superando a los cartuchos como formato estándar de almacenamiento de software fueron la parte más importante, pero también hay que tomar en cuenta la audacia de Sony y su buen trabajo al entrar a una industria de la que no sabía nada, la consola tenía todo lo necesario en su primer lanzamiento y no requirió revisiones sino hasta 6 años después, algo casi imposible hoy día.

Death Stranding ofrece un último video antes de su estreno

Y es que cuando Nintendo presentó su Nintendo 64 muchos terceros debieron retirar su apoyo ya que sus ambiciosos nuevos títulos no iban a caber en un cartucho de N64, simplemente no era práctico. Grandes sagas como Metal Gear y Final Fantasy dieron el salto de Nintendo a Sony, la consola no tenía un procesador tan potente pero era fácil lanzar juegos en ella y sus limitaciones eran evitables con un buen diseño de arte y talento, y de eso había bastante en Konami, Square Enix y compañia.

El catálogo no PlayStation no empezó a crecer sino hasta 3 años después de su lanzamiento cuando poco a poco se fueron uniendo más y más estudios de terceros, y es que Sony, a diferencia de SEGA y Nintendo, no tenía estudios internos en aquel momento. De nuevo se tomaba un gran riesgo ya que dependían enteramente de que los estudios vieron con buenos ojos a su consola.

Gran Turismo es el juego más vendido de la consola con 27 millones de copias vendidas.

Ahora sabemos que Sony trabajó muy de cerca con muchos estudios, grandes y pequeños recibieron soporte por parte de Sony en su desarrollo por lo que la cantidad de títulos en desarrollo para la PlayStation triplicaban la cantidad que estaba en desarrollo para las plataformas de la competencia. Esto derivó en que ahora podamos decir que Sony fue la cuna de muchas sagas hoy conocidas. como:  Silent Hill, Resident Evil, Tekken, Soul Reaver, Tomb Raider, Dino Crisis, Driver, Tony Hawk, Gran Turismo, Parasite Eve, Syphon Filter, Rayman, etc.

Por si fuera poco sagas ya conocidas como GTA, Final Fantasy o Metal Gear se unieron al equipo de Sony así su trabajo de cerca con muchos estudios terminó por generar nuevas sagas y darle aire a otras, simplemente todo un éxito.

Aquí hay que hacer un paréntesis y es que no podemos dejar de hablar de la piratería. La consola de Sony se comercializó muchísimo de este lado del mundo con un chip que permitía piratearla. Ciertamente los beneficios para Sony no eran tan buenos en Latinoamérica ya que no había ganancias en juegos originales, solo en consolas modificadas. Sin embargo, el boca a boca hacía más popular la consola, algo que terminó afectándoles de manera positiva en generaciones posteriores sin opción para la piratería como la actual PS4.

El aporte de Sony al medio

También hay que tomar en cuenta algunos factores menores pero que fueron sumando y de cada granito de arena significaba un cambio en la industria y que siguen a día de hoy presentes. Hablamos de elementos como las Memory Card, el PlayStation Dualshock y la vanguardia en formatos de discos, ya que pronto el CD se cambió por el DVD y este a su vez por el blu-ray, todo esto bajo la mirada de Sony que daba entrada a nuevos formatos exitosos a la industria.

Las Memory Card por su parte supusieron guardar el progreso de los juegos en un hardware pequeño y accesible que incluso podíamos llevar a casa de un amigo, no era el CD del juego lo que contenía nuestro progreso, sino estas pioneras del pendrive que solo tenía 1 Megabyte de memoria pero que era suficiente para guardar el progreso de al menos 15 títulos distintos.

La competencia usaba entonces su propia versión de Memory Cards pero eran menos prácticas, como el Memory Pak de Nintendo, más costoso, engorroso y que solo nos permitía guardar el progreso de un par de juegos al mismo tiempo. Las Memory Card se volvieron normales con el tiempo hasta que fueron sustituidas por el disco duro también introducido por Sony, y ahora parece que usaremos SSDs según Cerny.

Por último el Dualshock introdujo el segundo stick en 1997, Nintendo había traído el stick en N64, pero fue Sony quien puso el segundo para poder mirar nuestro entorno libremente. Con el tiempo, el Dualshock con dos sticks se volvió la regla y ahora no hay un control en el mundo que no tenga los dos sticks, uno para movernos y otro para mover la cámara.

Honor a la PlayStation One

La Sony Playstation no adquirió el “one” en su nombre hasta el año 2000 con la revisión más pequeña y más blanca llamada PSone, nacida para diferenciarse de la PlayStation 2, una bestia negra que pisaba aún más fuerte que esta. La PSone sirvió para despedir de a poco a la mítica primera consola de Nintendo y fue el impulso final que la hizo superar las 100 millones de copias vendidas.

De esta manera se forjó la historia de Sony en esta industria, desde entonces Sony solo vendió menos que Wii en la generación de PlayStation 3 y ahora domina el mercado con una PlayStation 4 que, curiosamente, ya supera las 100 millones de ventas y pronto superará a la matriarca de la familia de la que hablamos hoy, la Sony PlayStation que cumplió 24 años hace una semana.

Vale acotar que la PlayStation Classic simplemente no le hace justicia y que la verdad es que no hay mejor homenaje que recordarla en su mes y, quizá, desempolvarla si todavía la tenemos en algún lugar de nuestro hogar.