Aparentemente Twitch ha decidido tomar cartas en el asunto de las múltiples quejas de que han sido muy permisivos, pero parece haber problemas.

Se está dando un evento dentro de la plataforma que ha dejado a muchos creadores de contenido sorprendidos, al tratarse de una serie de suspensiones a mujeres que participan en la sección IRL.

Comenzando con la suspensión a la streamer Quqco, por una presunta violación de su política de contenido sexual. Quqco estaba utilizando un cosplay de Chun-Li de Street Fighter.

El problema en este caso es que este cosplay no era en absoluto sugerente, especialmente si se considera que Quqco estaba respetando el ángulo de cámara de solo mostrar el torso y mantenerlo cubierto.

Suspendida por tres días, Quqco no sería la única suspendida por igualmente cuestionables causas. Fareeha, streamer del equipo de Esports Gen.G, fue suspendida por mostrarse en pantalla recién llegada del gimnasio.

Para Twitch, su atuendo era equiparable al de lencería íntima y equivaldría a una suspensión por violación de sus normas. Similarmente, Bridgett Devoue, quien además de transmitir es modelo de Instagram, fue denunciada por tener un contenido marcadamente sexual en su cuenta.

Bridgett sería suspendida por 90 días, una suma excesiva para una creadora como ella, que tiene poco tiempo en la plataforma y su crecimiento ha sido prácticamente detenido completamente.

Y estos son solo unos pocos ejemplos, Twitch parece estar lanzando suspensiones a streamers dentro de los temas de arte, IRL y en general a todas las mujeres que transmiten, pero su criterio de selección está siendo cuestionado.

Mientras se sanciona a personalidades de popularidad media, figuras como Alinity permanecen bajo la protección de Twitch y siguen presentando contenido sexual fuerte. Asimismo, Fareeha considera que hay elementos ocultos en esta situación.

Para la streamer, personal de Twitch se ha comunicado con grupos de odio que existen en redes como Discord que se dedican a buscar atacar a streamers y creadoras de contenido mujeres y aliadas del colectivo LGBTQIA+.

Fareeha, junto con otros streamers, acusaron al YouTuber MaximilianMus de coordinar un grupo de Discord dedicado al acoso y denuncia de streamers mujeres, según reporta DotEsports. Twitch declaró que investigaría esta situación, pero no ha concluido nada.

Quedará por ver en que queda todo este asunto, pero Twitch sigue en esta controversia que no termina de crear confianza en sus condiciones para transmitir. Al final del día, siempre se podrán mudar a Mixer.

Dr Disrespect habla sobre la cancelación de su contrato de Twitch