Valve ha publicado una actualización del matchmaking de DOTA 2 para la siguiente temporada, aprovechando la situación han anunciado una nueva ola de expulsiones de jugadores que han roto las reglas del servicio online de Valve de una u otra manera.

DOTA 2 tiene mucho tiempo en el mercado y ha sido, junto a League of Legends, uno de los líderes del mercado gaming de MOBAS en PC. Sin embargo, todo juego popular siempre tiene un problema con ciertos jugadores que simplemente no encajan en la comunidad online e inician una relación negativa con todos a su alrededor.

Adiós a los tóxicos

Es por ello que esta nueva ola de expulsiones a afectado a muchísimos jugadores que estaban confiados en que su comportamiento nunca tendría castigo. Daba la impresión de que DOTA 2 había sido descuidado en este aspecto pero parece que no es el caso, los foros del juego y de Reddit están llenas de quejas de jugadores que han sido expulsados y consideran que Valve ha sido injusta.

I just got a 19 year BAN?! WTF from DotA2

Desafortunadamente para ellos, Valve solo ha expulsado a quienes tengan un puntaje en la comunidad excepcionalmente bajo, hablamos de jugadores que entran dentro del arquetipo de “jugador tóxico” que usan el chat para insultar a sus compañeros y usar términos racistas, homofóbicos y parecidos para denigrar a sus iguales. Además, su puntaje refleja que han hecho esto de manera reiterada por bastante tiempo, así que desde Valve han decidido evitar que se vayan impunes.

La ola también ha alcanzado a aquellos que han usado bots y otro tipo de programas prohibidos para sacar ventaja sobre los demás, así como aquellos que han comprado o vendido cuentas de Steam, una práctica prohibida en los términos de servicio de la tienda.

La comunidad de DOTA 2 celebra hoy la despedida forzada de estos miembros de la comunidad que aportaban poco o nada. En la publicación de Valve podemos ver que admiten que se tomaron su tiempo pero que el “banhammer” iba a llegar tarde o temprano. Además han añadido que aquellos que han sido expulsados no son bienvenidos y que esperan no tener que lidiar con ellos otra vez.

Si eres de esos jugadores que abandonó el juego por la excesiva cantidad de jugadores tóxicos como refleja este estudio, quizá ahora puedas considerar volver ahora que hay menos de estos y los que quedan ahora tienen más miedo de Valve y su “banhammer” de 20 años sin juego online.