Epic Games se prepara para recibir otra demanda, esta vez la cosa tiene un poco más de sentido y puede que este sea solo el comienzo de una serie de demandas que terminen por cambiar algunas cosas en nuestra industria.

En este caso, la firma de abogados canadiense, Calex Légal, afirma, entre otras cosas, que Fortnite es demasiado adictivo y que la desarrolladora tenía que haber advertido de esto en algún lugar antes de poner el título en venta.

Exigen más comunicación

La firma está representando a los padres de dos menores de 15 y 10 años, sus padres afirman que sus hijos están completamente enganchados al juego y que esto ha afectado las vidas personales de ellos y de los que están a su alrededor. “Si hubiésemos sabido que el juego era tan adictivo, no los habríamos dejado jugar o hubiésemos estado atentos a lo que hacían”, afirmaron los padres.

La abogada encargada del caso, Alessandra Esposito Chartrand, considera que su reclamo tiene una base legal parecida a otros casos parecidos en donde las empresas de cigarrillos no advertían a sus consumidores en la caja sobre los problemas de salud que aparecen tras fumar cigarrillos. “Nuestro reclamo está muy centrada en exigir que informen debidamente”, comentó la abogada.

Alessandra Esposito Chartrand abogada del caso. (Foto cortesía de CBC)

La demanda toma más fuerza desde que la OMS confirmara que la adicción a los videojuegos era una enfermedad real que debía ser tratada. Probablemente la OMS no pretendía que su resolución se usara para esto pero lo cierto es que es ciertamente uno de sus usos. Por su parte, se está exigiendo desde hace algún tiempo la eliminación de las cajas de botín o de que al menos se dejen de vender a menores de edad.

Epic Online Services permitirá a los desarrolladores implementar crossplay en sus videojuegos

Sin base científica

Pero lo cierto es que Fortnite no las tiene. el reclamo de estos padres simplemente afirma que el juego de demasiado adictivo. Siempre se ha considerado que las publicadoras deben advertir de las cajas de botín y su componente aleatorio ligado a las apuestas en las cajas de los videojuegos y tiendas digitales, sin embargo, exigir que se advierta de lo adictivo de un juego es una novedad.

Sobre todo por que hasta ahora no se ha traído a la mesa una discusión seria sobre qué hace adictivo un videojuego y qué problemas puede generar para las personas involucradas. Ni siquiera la OMS diferenció entre diferentes mecánicas de juego, diseño de niveles o géneros que suelen ser adictivos, todo está muy crudo en este aspecto.

Y aunque tiene cierto sentido, sobre todo cuando hablamos de menores de edad, más susceptibles y con más tiempo, se desconoce si la demanda procederá su curso o si será desestimada por la Corte Suprema de Canadá.