Marc-Alexis Côté, productor de Assassin’s Creed Odyssey, fue muy honesto para la revista Edge en una entrevista que aún no ha llegado a un formato digital. Los que han podido obtener el número 338 de la revista han comentado que el productor no tenía fe en absoluto en Google Stadia pero todo cambió cuando pudo probarlo.

Assassin’s Creed Odyssey es uno de los títulos clave de Stadia, hace un año se anunció Project Stream que terminó llamándose Google Stadia después. En su momento se hablaba de streamear el juego de mundo abierto de Ubisoft y se ofrecía una copia gratuita del juego si te apuntabas como beta tester para Google, por lo que fue el primer juego que Google intentó optimizar.

Ubisoft no tenía mucha fe

Sin embargo, parece que Ubisoft prestó la licencia de su título sin confiar demasiado en el proyecto, al menos Côté dejó bastante claro que él no creía que fuera lo mismo que jugar en casa. “Mi jefe me obligó a ir. Me metió en un auto para llevarme a Montreal. Estaba como, ‘¿Por qué estás perdiendo el tiempo? Eso nunca funcionará’ “, comentó Côté.

Entonces Côté llegó a Montreal y tuvo que jugar DOOM en Stadia, pero ahora admite que no pudo nota ninguna diferencia entre la jugabilidad normal con una consola o el servicio de streaming de Google. “Transmitían DOOM desde Toronto, usando una conexión desde un teléfono, lo cual fue bastante notable. No pude notar la diferencia. Pensé: “Estoy viendo el futuro ahora”, comentó.

Ubisoft adaptará sus videojuegos a series animadas de televisión

Côté ahora es un creyente más de Stadia aunque, como toda persona consciente, cree que igual que hay que esperar para ver el rendimiento del servicio cuando se lance en noviembre. Además le preocupa que no todos tengan la conexión a internet necesaria para jugar en Stadia. “¿Todos tienen conexión a Internet para ser parte del futuro? Supongo que sabremos cuándo se lanzan. Ciertamente espero que sí”.

Google Stadia se lanzará en noviembre con decenas de juegos AAA con Destiny 2 Shadowkeep como abanderado, para poder formar parte de este estreno hay que pagar por el pack de fundadores que nos dará acceso al streaming de juegos a 4K y 60 FPS, tres meses gratuitos del servicio (que cuesta US$ 9.99 normalmente), entre otros servicios menores. Los que quieran probar la versión gratuita tendrán que esperar hasta 2020.