Desde hace un tiempo que escuchamos noticias relacionadas con Atari VCS, un nuevo dispositivo desarrollado por la compañía para volver a la guerra de consolas, cuyo hardware esperaba su llegada para mediados de los próximos años. Sin embargo, cada vez está más distante su lanzamiento, especialmente luego de que algunos desarrolladores abandonaran el proyecto, debido a múltiples retrasos en su pago mensual.

Así lo confirmó el arquitecto principal de Atari VCS, Rob Wyatt, quien en una entrevista con The Register, confirmó que el pasado 4 de octubre renunció oficialmente como desarrollador de la consola. Debido a que la compañía tenía “más de seis  meses” de pago atrasado a sus empleados, lo que también llevó a la salida del equipo de trabajadores de Tin Giant.

Se trata de un anuncio muy mal visto dentro de la comunidad de fanáticos, quienes no solo invirtieron más de tres millones de dólares para patrocinar el proyecto, sino que esperaron pacientemente durante un año con las esperanzas de ver con vida el trabajo de Atari VCS. Por lo que las críticas están a la orden del día en el subforo de Reddit.

“Tenía la esperanza de ver el proyecto llegar a su final y no que terminaría en esto. Sin embargo, tengo muy pocas opciones a parte de buscar otros oportunidades”.

Esto fue lo que mencionó Wyatt en su entrevista, quien todavía se encuentra a la espera de sus seis meses de pago atrasado, mientras se sumerge en un viaje a través de la industria de los videojuegos, en busca de un nuevo estudio para poner su brillante cerebro a trabajar en próximos proyectos.

Atari VCS podrá transmitir juegos clásicos mediante Antstream

De momento, el proyecto de Atari VCS se encuentra congelado por la salida de Tin GIant, quien era el desarrollador principal que trabajaba en la consola. Por lo que el futuro pinta muy oscuro para el lanzamiento de esta nueva consola del fabricante, quien múltiples veces impresionó con maravillas de sus componentes internos.