Matt Salsamendi, cofundador de Mixer, ha anunciado a traves de su perfil oficial de Twitter que hoy es su último día en Microsoft trabajando con Mixer. El creativo no comentó a qué se dedicará ahora pero sí mencionó que esto responde a un deseo de “carrer shift” que no se traduce exactamente como un cambio de carrera sino de actividad dentro de la misma disciplina.

Salsamendi fundó Beam como una comunidad en internet y plataforma de streaming de videojuegos que posteriormente cambió su nombre a Mixer cuando Microsoft la adquirió en 2016. Desde entonces Microsoft ha apostado fuerte por esta plataforma tratando de competir y desbancar a Twitch, la plataforma más popular para los streamers, que ahora está en posesión de Amazon.

En busca de un nuevo proyecto

Aunque inicialmente da la impresión de que Salsamendi está abandonando el barco, la verdad es que su explicación en Twitter deja claro que simplemente hace esto porque quiere cambiar de aires. El cofundador de Beam considera que todo este viaje comenzó cuando apenas tenía 13 años y quiso expandir su servidor en Minecraft, ahora ya tiene 21 y considera que su etapa con Mixer ya ha terminado.

Por su parte, Boehm solo ha retuiteado las publicaciones de su amigo y no ha comentado nada al respecto, así que parece que el se mantendrá trabajando con Microsoft por ahora. Mixer ahora mismo está en pleno intento de desbancar a Twitch, el desembolso más grande lo hizo al contratar a Ninja, el streamer más popular del mundo, quien ahora transmite contenido diariamente en esta plataforma.

Microsoft muestra primer gameplay de Gears 5 con Sarah Connor en la Gamescom

Dicho esto, aún faltan algunos ajustes por hacer ya que, a pesar de que Mixer duplicó el número de horas transmitidas y canales a YouTube Gaming, este último sigue generando más visitas y espectadores según Streamlabs. La llegada de Ninja incluso ha hecho que disminuya la cantidad de personas que entra a Mixer luego de que lo prueba la primera vez.

Ahora con la despedida de uno de sus fundadores, Microsoft deberá cambiar la dirección que lleva este barco e intentar llevarlo a buen puerto antes de que sea otro proyecto fallido.