PUBG Corp ha anunciado que la actualización 5.1 ya se puede jugar en los servidores de prueba, este parche arregla algunos bugs pero básicamente es un parche que busca mejorar la percepción de Miramar que es, sin duda, el mapa que menos gusta a todos los jugadores de PUBG.

También se han añadido un par de nuevas funcionalidades como la posibilidad de lanzar objetos, un cambio importante ya que en las partidas cooperativas podemos lanzar objetos útiles a nuestros compañeros. También podremos lanzar armas de cuerpo a cuerpo, pero a nuestros enemigos que recibirán la mayor cantidad de daño posible por lanzamiento si les da a menos de una distancia de 15 metros.

Cambios para bien

La nueva funcionalidad de lanzar objetos se aplicará a todos los mapas pero es difícil no ver que esta actualización llega para complacer a esos jugadores que se quejaban por lo aburrido que es Miramar. Es un mapa desértico y gigantesco que hacía que las partidas se alargarán un poco más de lo necesario. PUBG quiere acelerar el conflicto al modificar el porcentaje de “spawn” del algunos objetos.

Por ejemplo, las pistolas apenas aparecerán ya que se ha disminuido la posibilidad de que aparezcan en un 40%, estas armas pequeñas no eran muy útiles en un mapa tan grande y se verán sustituidas en líneas generales por rifles de largo alcance o rifles de mediano alcance con miras. Las armas largas ahora serán las protagonistas de este mapa necesitado de un cambio.

Las DMRs y la Win94 ahora aparecerán con más frecuencia, de hecho, la Win94 ahora es un arma exclusiva de este mapa. Así que si quiere usar el arma más poderosa del juego, tendrás que jugar en Miramar. Asimismo, cualquier arma que tenga una mira aparecerá con más frecuencia. Por último, se han añadido máquinas expendedoras por todo el mapa para que consigamos más de todo, sobre todo cascos y armadura que aparecerán con más frecuencia.

La temporada número 5 de PUBG llegará a lo largo de esta semana o la siguiente, mientras tanto puedes probar las novedades en los PTS.