Electronic Arts y Ghost Games han cumplido su promesa y hoy han compartido los requisitos mínimos y recomendados de Need for Speed Heat. Hace unos días se compartieron tráilers de jugabilidad y el juego se veía muy bien, pero para lograr que se vea así necesitaremos de una PC muy potente ya que los requisitos para correrlo a 1080p y 60 FPS ya son algo demandantes.

Esta vez los estudios han separado los requisitos recomendados de los requisitos para poder jugarlo a 1080p y 60 FPS, al parecer los recomendados podrían llegar a esa resolución y FPS si desactivan algunos ajustes como el antialiasing y la calidad de las sombras.

Requisitos mínimos

  • Sistema operativo: Windows 10
  • Procesador (AMD): FX-6350 o equivalente
  • Procesador (Intel): Core i5-3570 o equivalente
  • Memoria: 8 GB
  • Tarjeta gráfica (AMD): Radeon 7970/Radeon R9 280x o equivalente
  • Tarjeta gráfica (Nvidia): GeForce GTX 760 o equivalente
  • Direct X: 11
  • Requisitos de conexión online: 320 kbps
  • Espacio en disco duro: 50 GB

Requisitos recomendados

  • Sistema operativo: Windows 10
  • Procesador (AMD): Ryzen 3 1300X o equivalente
  • Procesador (Intel): Core i7-4790 o equivalente
  • Memoria: 16 GB
  • Tarjeta gráfica (AMD): Radeon RX 480 o equivalente
  • Tarjeta gráfica (Nvidia): GeForce GTX 1060 o equivalente
  • Direct X: 11
  • Requisitos de conexión online: 512 kbps
  • Espacio en disco duro: 50 GB
'Star Wars Jedi: Fallen Order' deja de lado EA Access para evitar spoilers

Dicho esto, los requisitos mínimos son más bien accesibles. solo se requiere un I3 3570 o un FX-6350 en conjunto con GeForce GTX 760 o una R9 280. Estos componentes más 8 GB de memoria RAM probablemente te permitan jugarlo a 720 y a 30 fps, quizás un poco más. Por su parte, los recomendados cambian el I3 por un I7 y el FX por un Ryzen 1600 y las tarjetas gráficas por las más populares del mercado la GeForce GTX 1060 y la AMD RX 580.

El asunto es que luego agregan que para llegar a los 1080p y 60 FPS se requiere una Rx Vega 56 o una GeForce GTX 1070, lo que significa un paso más allá en cuanto a las tarjetas gráficos y un salto de más de US$ 100 dependiendo de la tienda. Además serán necesarios 16 GB de RAM, aunque esto cada vez es más común.

Se espera que estos requisitos estén un poco inflados ya que entonces sería imposible mover este juego a 4K y 60 FPS con todos los ajustes gráficos al máximo. En cualquier caso habrá que esperar los benchmark del juego cuando se estrene el próximo 8 de noviembre en PlayStation 4, Xbox One y PC.