La gran ventaja que ha tenido Marvel en la creación de su universo fílmico es que no le falta nunca algún personaje para sus historias.

Incluso dentro del “Spider-Verse” que controla operativamente Sony, hay suficiente material para crear amenazas y enemigos para nuestros héroes en estas impresionantes películas.

En este caso conoceremos a Shriek, la nueva villana de la secuela de Venom, en donde el anti-héroe simbionte conocerá a su peor pesadilla.

Un poderoso grito

Shriek comenzó sus andanzas en el universo Marvel en las páginas de Spider-Man Unlimited #1 de 1993, siendo una de las aliadas y asociadas más íntimas del temible villano Carnage.

Tras haber sido abandonada en su infancia, Frances Barrison se convirtió en una traficante de drogas con una enfermiza fijación de formar una familia y ser mejor madre que la que tuvo.

Pero al recibir un disparo en la cabeza, su psicosis se expandiría, llevándola a ser internada en el Instituto Ravencroft, un sanatorio equivalente al de Arkham de DC Comics. Allí conocería a Cletus Kasady.

Dentro de Ravencroft, Frances desarrollaría la habilidad de manipular el sonido como proyección de energía, una habilidad mutante que su consumo de drogas evitó que se manifestara en su adolescencia.

Nuevas imágenes muestran a 'Agents of S.H.I.E.L.D' en la década de los 70

Ayudando a Carnage con su escape, adoptaría el nombre de Shriek (Grito) y comenzarían con la unión de un grupo de villanos obsesionados con los asesinatos.

De esta manera, Shriek creó la familia que siempre quiso, con su “esposo” Carnage y sus hijos Carrion, Doppleganger y Demo-Goblin, quienes eran versiones más extremas de villanos tradicionales de Spider-Man.

Aunque su demencial visión de familia era su principal motivación, para Carnage era un as en la manga en su lucha contra Venom y otros simbiontes, al ser el sonido la mayor vulnerabilidad de estos temibles seres.

Sin embargo, Shriek posee un poder oculto aún más grande, siendo capaz de manipular emociones y de cierto nivel de control mental, lo que la hace una villana muy formidable.

Sony seleccionó de la talentosa actriz Naomie Harris para este rol, quien fuera inmortalizada en el rol de Tía Dalma de la serie Piratas del Caribe, así como Eve Moneypenny en la franquicia de James Bond estelarizada por Daniel Craig.

La talentosa británica es un excelente fichaje para este proyecto, especialmente anticipando la quimica que puede tener con Woody Harrelson, seleccionado para el rol de Carnage.