Porque no todo puede ser una batalla, los Phantom Thieves se van de vacaciones en Persona 5 Scramble: The Phatom Strikers.

Atlus ha presentado una nueva serie de spots publicitarios en redes sociales y en el la televisión japonesa que muestran las multiples locaciones que nuestros ladrones de corazones visitarán en este juego.

Con la idea de revisar la nueva actividad de sus enemigos, nuestros héroes viajaran disfrazados para vacacionar en verano mientras luchan contra las sombras durante las noches.

Visitando aguas termales, paseando por centros comerciales, nadando y divirtiéndose en las playas y participando en festivales culturales, Joker y sus amigos llevarán la experiencia de este RPG a un nuevo nivel.

Lo que se esperaba que sería un simple spin-off de uno de los JRPG más populares de los últimos tiempos, se está convirtiendo en un gran título por méritos propios.

Las imágenes y videos nos muestran una ciudad muy viva y llena de elementos por explorar, así como espacios para fotografiar e interactuar con todos los compañeros del equipo.

Sumado al adictivo gameplay de los musou, Persona 5 Scramble: The Phantom Strikers está apuntando alto en su intención de convertirse en un juego de alto nivel.

Tradiciones de anime

La gran solidez de la franquicia Persona (en especial desde Persona 3) ha sido la capacidad de utilizar ideas del mundo del anime y trasladarlas adecuadamente a un videojuego.

Aunque no son ni de lejos los únicos que lo han intentado, la saga Persona tiene la característica de usar correctamente los elementos más comunes del anime juvenil, como las relaciones interpersonales y diálogos de importancia. En términos simples, se sienten como parte natural de la serie.

Persona 5 Scramble apunta en esa dirección, al esencialmente traer lo que muchos considerarían un “arco de relleno” a la historia de este juego. Pero cuando Atlus se avoca a un proyecto, suelen comprometerse a un 150% y hacerlo especial.

Habrá que esperar al 20 de febrero de 2020 para ver que tan profundo puede calar este juego en la fanaticada de la serie Persona, que suele ser muy exigente.