Cuando de tomar represalias se trata, sea cual fuere el motivo, es indudable que demuestra una gran inmadurez emocional de parte de quien la ejecuta o de quienes las ejecutan, pues es el arma utilizada por los que no desean o no saben utilizar otras vías alternas para la resolución de los conflictos.

Y este es el lamentable caso suscitado con los empleados EA Sports FIFA, a quienes sus cuentas personales les fueron hackeadas en represalia después que Electronic Arts decidiera expulsar a Kurt Fenech, un conocido creador de contenido y jugador profesional, motivado a su inobservancia de los códigos de conductas establecidos por la empresa, al escupir el logo de EA.

Y para caldear aún más los ánimos, la respuesta del expulsado Fenech ha sido en términos altisonantes pues ha asegurado que los miembros de EA son unos “cobardes” y ha deseado que despidan a sus empleados.

Lo acontecido fue conocido a través de un comunicado emitido por la empresa Electronic Arts, donde también expuso que han recibido toda clase de improperios a través de las redes sociales, los cuales se intensificaron después de la expulsión del referido personaje.

EA anuncia que Battlefield llegará para la nueva generación de consolas

El motivo en concreto que obligó a la expulsión de Kurt Fenech, fue que éste subió a las redes un material con contenido que la compañía Electronic Arts consideró “abusivo, hostigador y vulgar“, pues en el mismo se visualiza ataques contra miembros del equipo de desarrollo de FIFA y cuando escupe el logo de EA.

Sorpresa desagradable 

Mayúscula sorpresa se llevaron al día siguiente los empleados EA Sports FIFA, cuando se percataron que sus cuentas habían sido hackeadas y utilizadas para publicar diversos contenidos a favor del expulsado Kurt Fenech e incluso fueron más allá, pues aseguraron que la sanción de expulsión había sido revocada, causando la consabida consternación con tales mensajes.

En vista de ello y para salvaguardar la seguridad de los empleados, se decidió desactivar todas las cuentas antes que sus canales sociales se vieran  afectados.