Take Two Interactive está empezando a mover sus manos en función de lograr una nueva máquina de hacer dinero con una franquicia respetada, BioShock.

Desde 2K Games se ha dispuesto un nuevo estudio, llamado Novato, a cargo de un proyecto de alto nivel que significará el relanzamiento de la franquicia de steampunk que tiene una fanaticada muy fiel.

A través de la publicación de una oferta de empleo en el portal de 2K Games, se develó que la poderosa compañía está en la búsqueda de un Diseñador de End Game. Este rol en particular debería estás despertando muchas alarmas.

Un Diseñador de End Game (sin relación con los Avengers) se encarga de crear lo que llaman “post-narrativa”, es decir, crecimiento del mundo del juego después de la historia del juego. Esto apunta a ser un Live Service.

BioShock 76

Probablemente Strauss Zelnick vio lo que Bethesda hizo con Fallout 76 y dijo que este era el modelo perfecto para hacer una fortuna, ordenando la creación de su propia versión.

Con la información que ha logrado recopilar el analista Jason Schrier de Kotaku, el nuevo BioShock apunta en la dirección de un Live Service, un juego en constante conexión, actualización y generación de contenido.

Las intenciones de crear una post-narrativa de este nuevo BioShock demuestran una intención cercana a la idea de juegos como Call of Duty: Modern Warfare, en la que los jugadores tendrán un modo historia inicial para dar paso a un modo multijugador prácticamente interminable.

Los Live Services son esencialmente MMO pero sin el soporte de conectividad ni las cualidades de contenido que hacen falta para sostenerlo, es una idea de crear un juego y vivir del mismo sin mejorarlo.

Por supuesto, quedará por ver como es el juego al final del día, porque la comunidad de jugadores suele decidir sobre los modelos del juego en función de la calidad del producto final. Ojalá 2K Novato no abuse de sus empleados al estilo Rockstar.