Midoriya ha pasado por muchos momentos desgarradores a lo largo de toda la serie, pero entre su exhaustivo entrenamiento y las constantes batallas a las que se enfrenta, pasear libremente por las calles es un lujo que no se puede dar.

Un claro ejemplo fue cuando todos sus compañeros se reunieron en el centro comercial para hacer compras del campamento, donde lejos de tener una tarde libre, tuvo un encuentro casi mortal con la Liga de Villanos.

Pero incluso en ese entonces, Deku ya había sido reconocido en las calles por su lucha en el festival deportivo, donde en un enfrentamiento contra Todoroki para salvarlo de sí mismo, perdió con una gran sonrisa.

En el último capítulo de My Hero Academia, aparentemente Izuku obtiene un poco más de atención de los ciudadanos comunes que aún recuerdan la increíble batalla al abordarlo a plena luz del día.

Algo con lo que el estudiante para héroe no contaba, si bien ha admirado a All Might toda su vida, y su más ferviente deseo es convertirse en el símbolo de la paz, jamás cruzó por su mente el ser admirado por otros.

Teaser de My Hero One's Justice 2 revela fecha de lanzamiento

Una realidad a la que tendrá que acostumbrarse pronto el nuevo héroe, que deberá tomar nota de su creciente fama para que no quede nadie en el medio en sus futuros enfrentamientos contra los villanos.

Afortunadamente hasta ahora, las grandes batallas se han librado sin civiles de por medio, si no contamos con el pequeño Kota Izumi, quien fue atacado en el viaje escolar a las montañas y rescatado por Midoriya.

Kota se encontraba solo en el momento del ataque debido a su odio por los héroes, que creció de forma exponencial por la muerte de sus padres, quienes se sacrificaron para salvar a miles de inocentes.

Deku deberá mejorar día a día si quiere proteger las valiosas vidas de las personas y emerger como el futuro símbolo de la paz paso a paso.

No te pierdas la cuarta temporada de My Hero Academia, que se transmite todos los sábados en Japón.