Ayer se llevó a cabo el último Inside Xbox de todo el año, donde Microsoft contó con la participación de Square Enix para anunciar la suma de sus títulos al catálogo de Xbox Game Pass, destacando la presencia de algunos de franquicias como ‘Final Fantasy’ o ‘Kingdom Hearts’, pero dejando de lado el esperando anuncio de ‘Final Fantasy XIV’ para los jugadores de Xbox One.

No obstante, esto no quieres decir que la entrega se dejará de lado para los jugadores de Xbox, ya que Phil Spencer explicó detalles sobre el quinceavo título de la serie, el cual se encuentra en los diez videojuegos de ‘Final Fantasy’ que llegarán a la plataforma de cara a los próximos meses.

Pero eso sí, no se revelaron fechas específicas para que esto suceda, ni siquiera se confirmó si se trata de esta o la siguiente generación de consolas, por lo que un mar de misterio se cierne sobre el futuro de ‘Final Fantasy’ en las consolas de Microsoft, pero al mismo tiempo, se muestran interesados por llevar MMO a su actual plataforma.

Quiero que sepan y tengan por seguro que llevaremos ese videojuego a Xbox (‘Final Fantasy XIV’), ya que tenemos una gran relación con Yoshida-san y estamos trabajando en lo significa traer un MMO multiplataforma que tanto ha corrido durante años.

Estas palabras hacen énfasis en el sistema o ecosistema multiplataforma que Microsoft busca crear en la industria, hasta el punto de aliarse con Sony a mitad de este mismo año. Aunque todavía no tenemos información específica de lo que significa y posiblemente no obtengamos más detalles hasta mediados del próximo año.

Microsoft no hablará de Project Scarlett en el X019

En cuanto a ‘Final Fantasy XIV’, se trata de uno de los lanzamientos más pedidos por los fanáticos de Xbox, quienes podrían ver su llegada a Microsoft tanto en la actual como en la siguiente generación de consolas e incluso podría ser un anuncio estrella durante la revelación final de Project Scarlett.

Recordemos que tanto PlayStation V como Project Scarlett apuntan a un lanzamiento para mediados del próximo año, donde Microsoft y Sony competirán nuevamente por convertirse en la mejor consola de la industria, brindando todo un mercado de posibilidades y videojuegos a sus jugadores.