Desde Videogame Chronicles han descubierto una nueva patente registrada en Japón por parte de Sony. Las patentes van y vienen pero esta es claramente de un Dualshock 5 ya que cumple las descripciones de la revista Wired que se limitaban a decir que era “un Dualshock 4 con un par de novedades”.

Y es que las imágenes mostradas en J-Plat dejan ver un control con un par de cambios en la parte superior, incluyendo los gatillos adaptativos, un ligero cambio estético en la cruceta y un ensamblaje exterior ligeramente distinto, todo respecto al actual DualShock 4.

La marca infinita

Vale acotar que la patente nunca menciona el nombre DualShock 5 así que puede que tenga otro nombre al final. Dicho esto es difícil que Sony renuncie a la marca DualShock, menos cuando ya ha anunciado, para sorpresa de nadie, que PlayStation 5 se llamará así.

De acuerdo a Wired, el nuevo control comunicará con vibraciones el tipo de terreno sobre el que estamos desplazándonos en, por ejemplo, juegos de automóviles. De hecho, en su artículo hablaron de jugar un port de Gran Turismo Sport en un prototipo de PS5 y notar una gran diferencia entre pasar por un terreno nevado, o uno con asfalto o tierra. Al parecer, luego volvieron a probarlo en una PS4 con un DualShock 4 y la sensación desapareció.

PlayStation 5 apunta a crear universos más grandes y una mayor IA

También hay que mencionar que se confirma que los “triggers” o gatillos serán ligeramente más grandes para poder funcionar con la nueva tecnología que nos permitirá presionarlos de una manera distinta para disparar armas de fuego, arcos u otras armas poco corrientes.

Ahora bien, estéticamente será igual que el DualShock 4, el cambio más grande es que ya no tendrá una “ligh bar” en su parte superior. Por lo demás, estamos ante cambios en detalles muy pequeños en cuanto a lo visual. PlayStation 5 se estrenará a finales del 2020 y se espera que Sony vaya mostrando la consola a lo largo del año.