Definitivamente que complacer al público nunca será tarea fácil y esto viene a colación por las duras críticas que recibió el primer tráiler de la cinta Sonic: La película, donde los fans manifestaron su inconformidad por el aspecto de la famosa mascota de Sega, el erizo azul antropomórfico de los muy recordados videojuegos de la icónica consola.

En aquella oportunidad, las críticas se centraron en que el aspecto del erizo en nada se parecía al personaje que acompañó la infancia de muchos fanáticos y criticaron que le pusieran manos, labios y dientes humanos, algo que que en nada se parecía a la mascota de los juegos originales.

Esta ola de críticas a la versión primigenia fue escuchada por la compañía Paramount Pictures, quien se puso a trabajar contrarreloj para tener la película lista para su estreno, el cual quedó pautado para el mes de febrero del próximo año.

Mucho se comentó que los números originales para el rediseño del erizo había sido de 35 millones de dólares, versión que fue desmentida por una fuente muy cercana a la producción de Sonic, quien aseveró que el coste de la misma fue menos de cinco millones de dólares.

A Total War Saga: Troy estrena su tráiler de presentación

El poder de las redes lapidó al erizo

Pero indistintamente del nuevo monto invertido para este nuevo diseño, lo que sí quedó demostrado fue que Paramount Pictures no dejó pasar por alto la opinión de los fans a través de las redes sociales y antes de correr el riesgo de que la película fuera un fracaso, optaron por hacerle caso a las críticas.

Si bien el aspecto original del erizo pudiese haber sido bastante discutible, no es menos cierto que la Paramount visualizó al personaje con un aspecto más humano, pero nunca se imaginaron que en el primer teaser iban a recibir aproximadamente 225.000 no me gusta. Ciertamente, era para pensarlo. Y corregir sobre la marcha, como en efecto y acertadamente, hicieron.