El creativo director Hideo Kojima ha compartido uno de los detalles más íntimos de la creación de Death Stranding, su propia soledad.

Como ya se ha comentado, Hideo Kojima tuvo una infancia y adolescencia muy solitaria, al tener que crecer con sus figuras paternas ocupadas en su trabajo y pasando largas horas sin ninguna compañía.

En una entrevista para el medio francés Telerama, Kojima comentó sobre los aspectos de su vida personal y su mente que incorporó a Death Stranding, enfocándose en la soledad que siente el protagonista Sam Porter Bridges.

Death Stranding está protagonizado por un repartidor que sobrevive en un futuro postapocalíptico. Debe enfrentarse a la desolación, internándose en ella completamente solo, reconectando una sociedad completamente fracturada”.

Esa particular visión de la soledad incluye la idea de que, a través de experimentar esa desolación y temor, se hace más manejable en el mundo. Kojima hace referencia a tener un escape que le permite superar la desolación no tener a nadie.

No soportar el silencio

Kojima ha pasado su carrera implementando sus particulares visiones a sus obras, desde referencias a sus películas favoritas como sus perspectivas en torno a la política y al tema militar.

Su estilo narrativo tiene multiples facetas, al tener elementos de filmes clásicos modernos como Taxi Driver, Blade Runner o The Terminator, así como trabajos de Guillermo del Toro como El Laberinto del Fauno o Hellboy.

Con una fuerte crítica social a ciertas posturas políticas de varios países (haciendo fuerte énfasis en “el negocio de la guerra”) las ideas de Kojima siempre han venido de un lugar muy personal.

Pero su convicción en cuanto a la soledad es la más personal, al ser siempre el elemento al que vuelve en todos sus juegos. La manifestación más fuerte de esa idea habita en el silencio.

Hideo ha manifestado en múltiples ocasiones que lo primero que hace al llegar a cualquier lugar es encender la televisión, solamente para escuchar una voz recurrente que lo saque del silencio de la soledad, que es el estado natural que buscó mostrar en Death Stranding.

Escribir un comentario