Con el tiempo que hay entre las sagas antiguas y las nuevas películas de ‘Star Wars’, es entendible la emoción de sus fans, que por años han seguido sus historias a través de los cómics.

Sin embargo, ya sea porque no fueron un proyecto realizado por el reconocido George Lucas, o porque al ser comprado por Disney levantó muchas sospechas al compararlo con el resto de su contenido.

La verdad es que la reacción de los fans no siempre ha sido proporcional a lo que verdaderamente ocurre en los filmes, y las quejas recaen generalmente en Disney y en el productor de la última trilogía J.J Abrams.

Abrams, quien es reconocido por crear una gran aura de emoción alrededor de sus proyectos, fue invitado a Star Wars con la promesa de explotar la nostalgia que todos los seguidores tenían años acumulando.

Algo que quedó claro en ‘The Force Awakens’, la primera película producida por Disney, que se afianzó en referencias monumentales que hicieron a sus fans contener el aliento en las salas de cine, como la primera vez que aparece The Millennium Falcon.

Con algunas críticas por haber usado este método para vender la película y que además, según fans, se sentía demasiado similar a ‘A New Hope’ perdiendo así la oportunidad de crear un nuevo universo.

Jon Favreau asegura que 'The Mandalorian' es de un universo más grande dentro de 'Star Wars'

Algo que el productor y director de ‘The Force Awakens’ se tomó el tiempo de contestar para la revista Rolling Stone:

“Recibo la crítica por completo, y para aquellos que lo consideran demasiado, les digo: “Te escucho totalmente y respeto la crítica”. Pero la idea era continuar el viaje comenzando con esta joven mujer que sentía que Luke Skywalker era un mito. Y contarlo de una forma que no era solo la historia repitiendose, sino una realidad que abarcaba las películas que conocemos como la verdadera ‘Star Wars’. De modo que todavía viven en un lugar donde hay bien contra el mal, todavía viven a la sombra de lo que ha sucedido antes, aún lidian con los pecados del padre y de las personas que los precedieron. No se trataba de jugar con la nostalgia. Me pareció, como una forma de decir: “Volvamos al ‘Star Wars’ que conocemos, para poder contar otra historia”.

Y si hay algo que no se puede negar de las palabras de Abrams, es que todos hemos vuelto a la Guerra de las Galaxias y nada podrá detenerlo.