Take Two Interactive es una de las compañías que parece tener bien definidos los límites en los que debe operar dentro de la industria.

A pesar de tener franquicias de alta popularidad como Red Dead Redemption, Borderlands o Grand Theft Auto, los propietarios de 2K Games, y todo el abanico de estudios que lo componen, no consideran salir del entretenimiento interactivo.

En una entrevista para The Wrap, Strauss Zelnick, CEO de Take Two, declaró enfáticamente las razones fundamentales por las cuales la franquicia más exitosa de su compañía, Grand Theft Auto, no tiene una producción cinematográfica.

“Si fuéramos a intentar hacer algo así, nos gustaría tener control creativo absoluto para asegurarnos de que nos estamos expresando como queremos. Y eso significaría que tendríamos que financiar la película. Aunque tenemos los fondos para hacerlo, no tenemos la experiencia corporativo para hacerlo. Solo un par de personas en Take-Two han trabajado en ese negocio. Yo soy uno de ellos. Pero no nos dedicamos a eso.”

Este criterio es muy comprensible, al entender que la transición de videojuegos a cine no ha sido la más idónea en comparación a la dirección opuesta.

Juega gratis Borderlands 3 este fin de semana en PlayStation 4 y Xbox One

Zelnick comenta que muchas películas han logrado ser adaptadas a excelentes videojuegos pero no ha ocurrido lo mismo en cuanto a las películas basadas en juegos, por lo que no quisieran dar ese paso sin tener el control de la situación.

Poder detrás de la industria

Cuando se analiza la posición que ocupa Strauss Zelnick en la industria de videojuegos, encontramos a uno de los directivos más poderosos que hay en la actualidad.

Si bien hay figuras como Gabe Newell, Andrew Wilson o Bobby Kotick al mando de compañías gigantes, Zelnick es uno de los corporativos mejor posicionados de todo el medio.

Con sociedades de diversos rubros, compañías controladas operativamente por Zelnick detentan posiciones de importancia en la ESRB, la directiva que otorga los grados de clasificación a los videojuegos.

Con este poder, Strauss Zelnick y Take Two Interactive reciben un interés de todo el medio y pueden darle la dirección que consideran más conveniente, por lo que la dirección que tiene la industria en estos momentos es en gran parte su responsabilidad y su legado.