El rediseño de Sonic The Hedgehog parece haber devuelto las esperanzas a los fans de que tendrá una película exitosa.

Desde el estreno de su segundo tráiler (y la aparente purga del primer tráiler de parte de Paramount), la afición de Sonic se encuentra muy animada y confiada en que habrá un resultado mucho más agradable.

Producto no solo del fanservice y las referencias mostradas en este adelanto sino por la mucho más agraciada versión del puercoespín azul de Sega.

La teoría preeminente es que el proceso de trabajo debió haber sido uno de los más complejos y demandantes de la historia, al ser una respuesta al rechazo de los aficionados a la versión presentada inicialmente.

Pero una reciente entrevista del blog Sonic Team Argentina con Max Schneider, uno de los miembros del equipo responsable de la modificación, quien dio a conocer detalles de este importante hecho.

La primera revelación es que el trabajo no fue hecho con prisas ni abusos de parte de nadie de la directiva, afirmando que pudieron trabajar libremente y sin presiones.

Paramount muestra tres escenas cortas de Sonic: The Hedgehog

El trabajo tomó alrededor de 5 meses, en los cuales se enfocaron en encontrar un balance entre la versión actual de Sonic de los videojuegos y la versión de la película, con el fin de encontrar un balance que pudiera ser satisfactorio.

Trabajando en el departamento de diseño, Schneider señala que partició en la creación de tanto en la imagen inicial como el rediseño, siendo parte importante de conocer los detalles para alcanzar la mejor versión final.

Sin embargo, no pudo dar detalles sobre el trabajo del departamento de animación responsable del film, al ser dos divisiones completamente separadas que debían trabajar en paralelo para poder tener éxito con Sonic.

Aunque es satisfactorio saber que no hubo abusos en este proceso, es incuestionable el trabajo duro que realizaron para darle a Sonic una mejor presencia. Sin duda fueron los más veloces.