El famoso ejecutivo estadounidense y vicepresidente ejecutivo de gaming en Microsoft y quien en la actualidad ostenta el cargo de jefe de la mundialmente famosa marca Xbox, Phil Spencer, efectuó unas declaraciones que dieron origen a diversos comentarios.

A una pregunta que le fue efectuada por el entrevistador, quien le preguntó sobre cuáles serían las estrategias que a futuro Project Scarlett implementaría para Xbox y si se implementaría la realidad virtual en sus consolas, respondió que a corto plazo esto no será una realidad.

Estimó que esto no es una prioridad para Project Scarlett pues considera que entre los usuarios de la famosa consola, no hay una conexión entre esta y la realidad virtual, pues de momento, sus intereses son otros.

Por supuesto que no descartó que la novel tecnología vaya a formar parte de la consola en un futuro, pero ciertamente, este futuro de momento, lo considera lejano.

Como era de esperarse, estas declaraciones desataron una ola de comentarios entre los usuarios, quienes aseguraron que aunque los fanáticos no pidan la realidad virtual en la consola, no significa que no la quieran.

Ademas le exigieron que fuera justo e imparcial y le diera a esta maravillosa tecnología el debido lugar que merecía pues la misma ha sido objeto de importantes y maravillosos logros.

Vicepresidente de Xbox Mike Ybarra se despide de Microsoft después de 20 años

Punto de partida de una larga polémica

Por su parte, un alto directivo de PlayStation, Shuhei Yoshida colocó un mensaje en su cuenta Twitter, donde de manera muy discreta, discrepó de la declaración efectuada por Phil Spencer y donde ponderó los beneficios de la realidad virtual.

Pero finalmente, el jefe de Xbox comento que su experiencia jugando títulos con realidad virtual es bastante amplia a la vez que lo considera increíble. De hecho, está esperando la llegada del próximo juego de Valve, ‘Half-Life:Alyx’, pero enfatizó que de momento, esta tecnología no está enfocada entre los próximos planes.

Antes de despedirse, expuso que el considera los juegos como “una experiencia comunitaria y conjunta y que la realidad virtual aísla a los jugadores”.