El efecto de Death Stranding continúa sin detenerse, al estrenarse en el mercado japonés la versión escrita de esta importante historia.

El ambicioso videojuego de Hideo Kojima ha dividido a la mayor parte del mundo gamer, que parecen tomar posturas muy diferentes en cuanto a su contenido, mecánicas y, particularmente, su historia.

Un intrigante argumento en el cual se puede ver la descomposición de los Estados Unidos de América tras un horrible cataclismo que ha fraccionado al país en territorios aislados, al que solo pueden acceder los porters.

La historia de Sam Porter Bridges, uno de estos transportadores es la que da inicio a Death Stranding, al encontrarse con los temibles BT’s, responsables de la destrucción del país, desencadenando los hechos para el futuro del mundo.

La pluma de Kenji Yano, bajo el seudónimo Hitori Nojima, es la que traduce la historia del videojuego original de Hideo Kojima al papel, siendo recopilada en dos extensos volúmenes que ya han llegado a las librerías japonesas.

En formatos tradicionales de tapas blandas y duras, así como una versión deluxe en steelbook, Death Stranding ya está disponible en las librerías japonesas físicas y digitales.

Hasta los momentos se han dado ventas muy moderadas de estos tomos, pero cifras exactas aún no han sido publicadas. Así mismo, se desconoce si estas novelas dejarán el país del sol naciente.

BB puede hacerle un curioso gesto a Deadman en Death Stranding

Esto dependerá de la demanda que tengan en occidente, más allá de las audiencias nicho que pueda presentar esta versión de la historia de este innovador videojuego.

Existen varias personas quienes consideran que la historia de Death Stranding está mucho mejor situada como una obra literaria en lugar que para un videojuego, al poder orientar la mente del lector a lugares que no podría el elemento visual de los juegos.

Por otro lado, Hideo Kojima ha señalado en oportunidades que la idea de la desolación de un país es el sentimiento que Death Stranding genera en los jugadores de este alucinante juego.