En su corto tiempo de vida, el ambicioso servidor de Minecraft creado por un sacerdote católico ha recibido una lluvia incesante de ataques.

Minecraft fue el título seleccionado por el Padre Jesuíta Robert R. Ballecer, ubicado en Ciudad del Vaticano, habiendo descartado anteriormente los juegos ARK, Team Fortress 2 y Rust.

Con el objetivo de crear un servidor menos tóxico y más comunitario, este sacerdote de la era digital abrió su comunidad al mundo con un extenso servidor público modelado como la Basílica de San Pedro, el máximo templo de la capital del catolicismo.

La noticia de la obra de Ballecer corrió por los medios tradicionales y por redes sociales, creando un gran eco dentro de la comunidad de Minecraft que, como con todas las cosas, dividió a la audiencia.

El mismo Ballecer explicó que el ser una persona que está al tanto de la tecnología y que está dispuesta a crear apertura dentro del mundo del gaming a pesar de ser un sacerdote ha causado impacto y rechazo fuera de su comunidad.

“Mucha gente tiene dudas cuando ven a un tipo con collar blanco hablando sobre lo más reciente de Google y cómo llevar fibra óptica a través del Atlántico, porque no lo entienden. Me ven y piensan “esas dos cosas no van juntas” hasta que se dan cuenta de que si sé de lo que estoy hablando”.

Con esta idea de llevar su ministerio al mundo digital, Ballecer creó su servidor de Minecraft, pero en pocas horas se empezó a ver un patrón de ataque de diversos trolls para arruinar su trabajo.

Pero el sacerdote no está solo, al haber solicitado el respaldo de un conocedor en la materia que ha mejorado el nivel del servidor y que se encuentra trabajando en solucionar sus problemas.

Sin embargo, la batalla parece continuar de lado y lado, tras la noticia de que a la hora de este artículo, el enlace oficial del servidor, minecraft.digitaljesuit.com, está caído.

Baby Yoda llegará a Minecraft en forma de Data pack