Existe un antes y un después dentro del mundo de los videojuegos, y esto es claramente visible al revisar los aportes que hizo Shigeru Miyamoto a esta industria. Es llamado el “Walt Disney” o “Steven Spielberg” de los videojuegos por su gran trabajo con Mario, Link, Donkey Kong y Fox McCloud, pero realmente esa no era la vida que este profesional se imaginaba desde su infancia. Continúa leyendo para que conozcas la vida de este personaje.

¿Manga o videojuegos?

Shigeru Miyamoto nació en Kioto, Japón, el 16 de noviembre de 1952. Él y su familia vivían en una pequeña localidad llamada Sonobe, y no poseían ni automóvil ni televisor, por lo que el joven Shigeru disfrutaba de su tiempo libre dibujando, jugando béisbol o hacer shows de marionetas.

Sin embargo, cuando lograron adquirir un televisor, el anime entró en la vida de este personaje y se volvió una parte muy importante de su vida. Se inscribió en clubes de mangakas en su escuela y este se convirtió en uno de sus pasatiempos favoritos, al punto que fue un aspecto relevante para el futuro profesional de Shigeru.

Al crecer, su familia se mudó a la ciudad, Kioto, y él ingresó a la Universidad Municipal de Diseño Industrial y Arte de Kanazawa, pero a pesar de que sí culminó sus estudios en esta institución, no ejerció la carrera debido a que se sentía intimidado con la competencia. Los demás artistas eran muy buenos y, según sus propias declaraciones en una entrevista, él no se sentía lo suficientemente talentoso para continuar ahí.

Sin embargo, gracias a que el presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, era amigo del padre de Shigeru, este logró conseguir trabajo en la compañía en el año 1977 como artista conceptual de la misma, pero poco a poco fue tomando importancia en la empresa gracias a sus invenciones.

Comenzó trabajando en las máquinas de arcade que funcionan con monedas,específicamente con los juegos ‘Space Fever’ (un clon del estadounidense ‘Space Invaders’), ‘Sheriff’, ‘Space Firebird’ y ‘Radar Scope’.

Sin embargo, Nintendo quería hacer algo nuevo que calara tanto dentro como fuera de Japón, y le pidieron a Shigeru que desarrollara el proyecto, y así fue como nació Donkey Kong.

De lleno en el mundo de videojuegos

Este primer videojuego no llegó completamente de la inspiración del artista, pues originalmente Shigeru le pidió a Nintendo que consiguiera los derechos de autor del cómic ‘Popeye’, pero al no conseguirlo, decidió crear su propia versión. Fue entonces cuando, reutilizando el hardware de ‘Radar Scope’, desarrolló este nuevo videojuego inspirado en dicha caricatura. Decidió que Donkey Kong tomaría el lugar de Bruto; Lady (que luego se llamaría Pauline), el de Olivia; y Jumpman (quien posteriormente sería Mario), el de Popeye.

Gracias al rotundo éxito de este videojuego, se comenzaron a crear secuelas del mismo y Shigeru comenzó a trabajar más a fondo en la industria. Fue entonces cuando decidió que desarrollaría más la historia de su héroe, Mario, en un nuevo título llamado ‘Mario Bros’, en el cual le daría vida a su hermano, Luigi.

Debido a otra ola de éxitos proveniente del ingenio de Shigeru, Nintendo decidió crear una división de desarrolladores de videojuegos, en la que él estaría al mando. Esta estaba especialmente dedicada a generar videojuegos para la Famicom, una de las primeras consolas de mesa que se había lanzado apenas en 1983.

Surgiendo a pesar de la crisis

Sin embargo, el mismo año en el que se lanzó la Famicom, sucedió un evento que dejó helados a todos los desarrolladores de videojuegos de la época: quebraron varias empresas de videojuegos debido a la sobredemanda, dentro de las cuales destaca Atari, una de las más grandes hasta entonces. A esta época se le conocería después como la crisis de videojuegos de 1983.

Sin embargo, Nintendo se esforzó por ofrecer cada vez más productos de calidad, y a pesar de que por al menos dos años tuvieron que arreglárselas como pudieron, lograron surgir. Shigeru tampoco se quedó atrás, y continuó ideando más personajes y aventuras para próximas entregas, como lo fue ‘Super Mario Bros’, el cual se conviritió en uno de los títulos más exitosos, llegando a vender más de 40 millones de unidades a lo largo de la historia.

Sin embargo, Shigeru no se detendría ahí, pues necesitaba desarrollar una historia diferente que surgió a partir de muchas cosas de su infancia que lo marcaron de por vida, especialmente en sus exploraciones en el bosque. Fue así como surgió ‘Legend of Zelda’, una historia inspirada en una aventura de su niñez en la que se atrevió a explorar una cueva.

El autor quería que, al jugarlo, la sensación que tuvo de niño al momento de explorar la cueva se sintiera lo más similar posible, y definitivamente lo logró, pues el título vendió más de un millón de copias, todo un éxito para el año 1986.

Una nueva consola

Otro de los momentos importantes en la vida profesional de Shigeru fue cuando comenzó a trabajar desarrollando videojuegos para la consola SNES, la primera en tener gráficos de 16 bits. Fue entonces cuando creó Star Fox, el cual se convirtió en uno de los primeros títulos en usar el chip Super FX, capaz de construir entornos 3D.

Además, desde el punto de vista narrativo, Shigeru logró que Fox McCloud, el protagonista del juego, tuviera incluso una personalidad y que ayudara a contar una historia, cosa que sería uno de los elementos más novedosos del juego.

El mismo no fue tan exitoso como Mario o Zelda, pero definitivamente marcaría un hito dentro de la industria al innovar el mercado de los videojuegos.

Una leyenda que pasará a la historia

En definitiva, sin la inventiva y creatividad de Shigeru, Nintendo no hubiera logrado todo lo que es hoy en día, comenzando por que Mario sería la imagen de la compañía. Este personaje ha demostrado ser uno de los más importantes para l a industria de los videojuegos en general, llegando a ser incluido en el Salón de la Fama de la Academia de Artes y Ciencias Interactivas en 1997.

Con la llegada del GameCube, el Nintendo DS y el Wii, Shigeru continuó trabajando con el concepto de algunos de sus juegos, como lo fueron ‘Metroid Prime’, ‘Nintendogs’ y ‘Super Mario Galaxy’, respectivamente. Siempre combinó aspectos de su vida cotidiana con los conceptos que creaba, lo cual siempre funcionó de una forma espectacular.

Sin embargo, para el año 2015, Shigeru tendría que asumir un rol mucho más alto, pues la muerte de Sateru Iwata haría que él tomara el cargo de Director Representativo de Nintendo y Socio Creativo de la compañía, por lo que ya no se encuentra metido de lleno en la creación de videojuegos, sino que cumple el papel de supervisor. Sin embargo, su visión sigue estando muy presente dentro de los títulos de la desarrolladora, y definitivamente seguirá siendo una gran inspiración para la industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *