HBO logró lo que Warner Bros. no consiguió con la adaptación de ‘Watchmen’ del 2009: ofrecer a los fanáticos la mejor secuela del cómic proveniente de la mente de Alan Moore. No obstante y como ya es recurrente en todas las obras de esta franquicia, la serie de ‘Watchmen’ apunta a un trágico final de cara al último capítulo de su temporada.

Así lo enfatizan las caras de preocupación de todos sus protagonistas, quienes en las recientes imágenes liberadas por el estudio, transmiten a gritos que algo terrible está a punto de pasar en ‘Watchmen’ y no estamos seguros si una sola hora bastará para mostrar todo lo que Damon Lindelof tiene para ofrecer a los fanáticos.

Hablamos de imágenes que develan absolutamente nada de lo que está a punto de suceder en ‘Watchmen’, pero solo viendo las caras de nuestros personajes, podemos notar que algo grande está a punto de pasar en esta icónica serie de televisión, la cual es por lejos, la mejor adaptación y/o continuación de la obra de Alan Moore.

Se trata de una producción que encantó a los más fanáticos de DC Comics y ‘Watchmen’, jugando perfectamente con cada uno de sus elementos y llevándolos a un nivel un poco más romántico. Sin perder en algún momento el tono oscuro característico de esta perturbadora obra, donde el Doctor Manhattan jugará un papel importante en el final de su primera temporada.

¿Por qué Alan Moore no aparece en los créditos de Watchmen?

Sin duda es interesante ver lo que nos espera en ‘Watchmen’, cuyo adelanto final de su último episodio también se reveló por parte del estudio, donde al igual que las imágenes, podemos prever prácticamente nada del último capítulo de esta historia. Por lo que solo nos queda esperar al domingo para ver lo que HBO tiene preparado para nosotros.

Watchmen’ indudablemente se convirtió en una de las mejores series televisivas del año y ahora que estamos cerca de su final, podemos decir que nada nos encantaría más que ver un ‘To be Continued‘ al final del capítulo o algún tipo de confirmación para una segunda entrega de esta obra de Alan Moore y Damon Lindelof.