Uno de los estudios de diseño y efectos especiales más queridos de los últimos tiempos es Moving Picture Company, por sus recientes trabajos de alto nivel.

MPC ha sido pieza fundamental de obras como The Lion King o The Jungle Book para Disney, Guardians of the Galaxy Vol. 1 para Marvel, y Justice League para Warner Bros. Pero su obra magna es, para muchos, el trabajo hecho para Sonic the Hedgehog.

La división de MPC Vancouver de este importante estudio fue la seleccionada para realizar uno de los más extensos trabajos de modificación que se han dado recientemente, al haber convertido a Sonic en un personaje mucho mejor visto.

hearing some MPC gossip from vfx

Tras la desastrosa primera impresión del personaje en el primer tráiler, se encomendó un fuerte trabajo de rediseñar por completo al puercoespín azul de Sega al este estudio, que ya ha sido descrito en detalle por muchas fuentes.

Mientras que muchos afirman que fue un proceso complejo y demandante, otras fuentes señalaron que se trató de un proceso bien cuidado y hecho sin prisas. Pero a partir de este momento sugieron rumores complejos.

Cierre anunciado

Hace unas semanas, diversos rumores aparecieron en Reddit sobre el posible cierre del MPC Vancouver, con empleados de la compañía declarando con sumo cuidado al respecto.

Paramount Pictures estrena nuevo vistazo de Jim Carrey en 'Sonic the Hedgehog'

Gracias a un reporte de Cartoon Brew, se dio a conocer que finalmente este cierre si tendrá lugar de manera oficial, con centenares de trabajadores siendo reasignados o despedidos de sus puestos.

El razonamiento de esto obedece a “el incremento de presiones económicas externas en Vancouver y mejores ofertas en otras locaciones”, lo que determina el cierre de esta división y el cese de sus empleados.

Un supuesto mensaje de la institución parece confirmar que el margen de ingresos en relación con impuestos por locación son las razones de esto. Obviamente, los hoy ex empleados no están conformes.

Otra publicación en Reddit (ya borrada) develó que los profesionales del estudio habían trabajado numerosas horas para cumplir con los excesivamente altos estándares de la compañía en cuanto a resultados (entiéndase, crunch).

Y, sin embargo, la compañía privilegiaba sus ingresos más que a sus empleados que parece que no se tomarán esto a la ligera. Queda mucho más por saber de este tema pero la realidad es que MPC Vancouver, los “salvadores” de Sonic, no se pudieron salvar ellos mismos.