Los jugadores de Switch ya deben prepararse para afilar sus katanas, porque Samurai Shodown está por llegar a la consola de Nintendo.

Anunciado en el portal oficial de Nintendo, la casa japonesa distribuirá un juego de la serie oficial de Samurai Shodown por primera vez desde 1993, cuando estrenó un port de la versión original para la clásica Super Nintendo.

Ahora llega con todo la séptima edición de esta franquicia representativa de la histórica compañía SNK, pioneros en crear experiencias gigantescas en el mundo de los juegos de pelea.

Como suele ser común, Switch tardó más tiempo para estrenar este juego que sus competidores, pero siempre incluyen un regalo para compensar esa carencia. En este caso se trata del clásico Samurai Shodown 2 de Neo Geo Pocket Color.

Con dos juegos listos, tanto para los amantes de los peleadores en su forma normal como para los que disfrutan su versión chibi, solo habrá que esperar hasta el 25 de febrero para poder tenerlo en Switch.

Pilares de un mundo diferente

Es difícil explicar para un aficionado contemporáneo el valor de las franquicias clásicas de SNK y sus contribuciones al mundo de los juegos de pelea.

Pioneros en mejorar el nivel gráfico de las máquinas de arcade de todo el mundo, el motor de los juegos de Neo Geo (nombre de cada pieza de hardware creada por SNK), obligaron a las demás compañías a mejorar sus niveles.

En los años 90 desafiaron el monopolio de los juegos de pelea que consiguió Capcom con Street Fighter II, al ofrecer una variedad de juegos que convergían en un universo compartido en el legendario The King of Fighters.

Samurai Shodown permaneció como el juego que, salvo ciertas referencias y cameos, quedaba inalterado por este universo de videojuegos, tomando una página de la continuidad del mundo de los cómics.

Escribir un comentario