Cuando hablamos de Ray Tracing nos referimos a una de las características más sonadas de la próxima generación de consolas, un elemento que formará parte importante en la evolución gráfica de los videojuegos y que empezaremos a ver más seguido con la llegada de PlayStation 5, Xbox Series X y nuevos componentes para nuestros ordenadores.

Pero, ¿qué sucederá con el mercado de dispositivos móviles? Pues precisamente es lo que LocalRay buscará tratar de cara al futuro, prometiendo llevar la tecnología de trazado de rayos a múltiples plataformas, dejando de lado su exclusividad para PC y consolas, sino también dando oportunidad al desarrollo en Android e iOS.

Puede que no sea algo inesperado, ya que hablamos de la propuesta más grande de este año en la industria de los videojuegos, incluso algunos de los principales lanzamientos que veremos a lo largo del 2020 fueron creados con base en esta tecnología.

Por lo que la compañía Adshir, quienes tuvieron su momento de brillar durante la CES 2020, presentaron su nuevo software llamado LocalRay, buscando evolucionar el desarrollo gráfico de videojuegos para dispositivos móviles.

Según un reciente informe publicado por GamesBeat, LocalRay está destinado a múltiples plataformas y será compatible con la mayoría de sistemas de operativos, exceptuando iOS durante su lanzamiento original, pero que igualmente estará disponible de cara al futuro, buscando habilitar el Ray Tracing en nuestros smartphones.

No obstante, se desconoce el método que utilizarán para implementar LocalRay y el trazado de rayos en nuestros dispositivos móviles, pero una de las posibilidades es licenciar el sistema para implementarlo en motores gráficos como Unity o Unreal Engine e incluso los mismos fabricantes podrían empezar a incluirlo en sus dispositivos.

De momento esto es todo lo que sabemos al respecto, pero si LocalRay logra pisar el mercado móvil, empezaremos a notar una gran evolución gráfico en los videojuegos destinados a estos dispositivos, tal como podemos ver en la demostración que te dejamos a continuación.