Los amantes de los speedrun y de la serie BioShock se llevaron un susto enorme en una reciente presentación de sus streamers favoritos.

El equipo de Awesome Games Done Quick (AGDQ) había creado uno de sus streams públicos más esperados, al tener en su lista el popular BioShock de 2007 y prometer acabarlo en tiempo récord.

BloodThunder fue el streamer designado para este desafío, no solo porque BioShock tiene un alto nivel de dificultad sino porque existe un altísimo potencial de que ocurra un error fatal que causara que el juego se cerrara abruptamente.

Es muy conocido que BioShock no es uno de los más juegos más sostenidos en su versión inicial, al tener escenas con problemas gráficos que pueden afectar el rendimiento y causar crashes.

El streamer estaba muy al tanto de esta situación y decidió sacar provecho para crear drama al respecto. En el minuto 49 del speedrun, a seis minutos de su récord personal, ocurriría un error de pantalla azul que desinfló los impetus de los aficionados que seguían el juego emocionados.

Ya se pueden adquirir por separado los tres títulos de 'BioShock Collection'

Aparentemente devastado por ello, BloodThunder siguió el juego hasta que tuvo que confesar que todo había sido preparado, que se trataba de un chiste y que el juego seguiría sin problemas.

Tras recuperarse de los mini infartos sufridos, los fans se rieron con BloodThunder y animaron al speedrunner a completar la meta de superar su récord de 55 minutos de BioShock en su más alta dificultad posible.

Posteriormente, BloodThunder confesó que sus compañeros de AGDQ no estaban al tanto de la situación, con sus únicos cómplices dentro del equipo encargado de transmitir el stream en vivo.

El video de todo el evento está en el canal de Twitch de BloodThunder, así como en el de Awesome Games Done Quickly, una visita infaltable si son aficionados de los speedrun y de las grandes habilidades de estos jugadores.