El capítulo número diez de ‘Babylon’ logró atar las tramas que comenzaron desde su descanso previo a la temporada de invierno, un movimiento magnífico que ha logrado posicionar al anime en otro nivel.

Seisaki Zen se encuentra en Estados Unidos y ya forma parte del FBI como agente interino al servicio del calculador y paciente presidente, específicamente en la búsqueda de Magase Ai.

Pero Zen no la tendrá sencillo, al seguir las pistas que conducen a la encantadora de hombres hasta los oídos del alcalde de Hartford, Connecticut, quien ha decidido implementar la ley del suicidio.

El G6

Una de las piezas claves de este episodio es la certeza de que tanto Magase como el alcalde del distrito de Shiniki no quedarán satisfechos con solo aprobar la ley del suicidio en Japón, sino que sus planes están pensados en una escala global.

Y todo queda claro cuando los alcaldes que conforman los países que se reúnen en el G6, deciden adoptar súbitamente la ley, siendo influenciados por Magase, quien a pesar de no aparecer en el episodio, logró meterse en la mente de más de uno de los personajes.

Zen es atrapado

Una de las teorías sobre que Seisaki era de alguna forma inmune a los encantos de Magase quedó por el piso el día de ayer, cuando el agente escucha una de las grabaciones de la villana y está juega con su mente.

¡Comencemos el concurso de partir la sandía! Reseña: 'Fruits Basket' - ep 07

Empapado, desnudo, siendo víctima de los efectos del susurro de la muerte, el insondable ex fiscal del distrito Tokio, demuestra que Magase no solo llegó hasta a él por la cantidad de muertes que ha visto bajo sus manos, sino que la conexión entre ellos está ahí.

Un arma de doble filo, con la que solo parece mantenerse medianamente cuerdo con la promesa de asesinarla, y conociendo la habilidad de Magase, es posible que esta historia vea su final con el suicidio del atormentado Zen justo después de asesinar a su rival.

Ideas finales

Con el presidente de los Estados Unidos de parte de la justicia al ver el suicidio de una pequeña niña alentada por el alcalde, la lucha entre el bien y el mal continúa en esta intrigante serie con un episodio magnífico.

Entre la obsesión de Zen y la habilidad para cuestionar lo que es correcto y lo que no desde todos los ángulos, que en esta oportunidad se obtuvo el punto de vista desde la iglesia católica, es increíble ver como una red de poder se extiende alrededor del mundo por un concepto tan difícil de digerir como la eutanasia por elección.

No te pierdas el próximo capítulo de Babylon el próximo lunes para saber qué le depara a Zen, quien ahora estará armado contra Magase.