La cuenta oficial para la adaptación live action del juego ‘Touken Ranbu’, anunció que la producción está comenzando los preparativos para el rodaje de su secuela, que promete estar mejor que nunca.

El comunicado se dio a través del Twitter oficial donde aseguran que los fans no tendrán que esperar tanto como creen por la segunda edición, al colocar como fecha tentativa el año 2021.

Pero el anuncio no solo se dio a través de las redes sociales, ya que para todos aquellos que asistieron al panel con motivo del aniversario de los cinco años desde que se lanzó el videojuego de los chicos guapos que se convierten en espadas, pudieron recibir la noticia de la mano de sus actores.

Pero si no puedes esperar hasta el año que viene, el próximo film no es tu única opción, ya para aquellos que tienen como destino ir a Osaka este otoño, tendrán la nueva Touken Ranbu Yorozuya, la tienda especializada en mercancía del juego.

En ella podrás encontrar llaveros, pósters, muñecos de madera de los personajes y hasta cajas de KitKat con tu espada favorita, similar a la sucursal que se encuentra en Shibuya, Tokio.

Touken Ranbu

El juego debutó en el 2015, de la mano de las firmas desarrolladoras NitroPlus y DMM Games, aunque lamentablemente solo salió en territorio nipón.

Su historia transcurre en el año 1863 y mientras que la época tumultuosa de los samurais llega a su fin, Japón se divide entre las facciones pro-shogunato y anti-shogunato.

El destino del mundo se ve amenazado como un ejército de revisores históricos que son enviados desde el futuro para alterar el curso de la historia. Con el fin de reducir estas fuerzas y proteger la historia real tal como es, dos guerreros, espíritus de espadas que han sido traídos a la vida por Saniwa, viajan a Edo.

El educado y reflexivo Horikawa Kunihiro y el corto y templado pero hábil Izuminokami Kanesada, sirviendo ambos al mismo maestro, se enfrentan al ejército invasor junto con una pandilla formada por otros guerreros como Mutsunokami Yoshiyuki, Yagen Toushirou, Tombokiri y Tsurumaru Kuninaga.