El momento más esperado por muchos fans ha llegado, con The Elder Scrolls Online llegando finalmente a Skyrim.

La dos más recientes producciones de la laureada franquicia se encontrarán finalmente con una extensa historia que llevará a los jugadores del MMORPG de Bethesda a las heladas tierras donde habita el legendario Dovahkiin.

Hace unas pocas horas, Bethesda estrenó el primer adelanto de The Elder Scrolls Online: Greymoor, el primer adelanto de una extensa historia planeada para todo el año en donde se explorará “el corazón oscuro de Skyrim”.

Este adelanto nos muestra el primer vistazo de esto, donde podemos ver a un grupo de aventureros enfrentar a temibles vampiros en una extraordinaria cinemática de presentación.

El grupo de guerreros se aventura a una oscura aldea que está sospechosamente vacía, siendo atacados uno a uno por una serie de enemigos misteriosos. Los más habilidosos del equipo (demostrado por tener rostros y no parecer NPC random) logran vencer a dos enemigos, y se devela que son vampiros.

El tercero escapa por los aires, acudiendo a su maestro para, presumiblemente, reportarle la derrota de sus compañeros y develando un aura de peligro inminente. Todo esto ha generado una gran anticipación de cara al futuro del popular MMORPG.

Calma y cordura

La cinemática luce muy prometedora, así como la oferta de la edición física especial que hará a muchos fans de ESO felices y muy satisfechos.

Pero, aunque se trata de uno de los juegos más sólidos de la marca, estamos hablando de Bethesda. La compañía responsable de uno de los desastres a largo plazo más pesados de la actualidad, Fallout 76.

Aunque el control operativo de The Elder Scrolls Online pasa directamente por Zenimax, las decisiones son tomadas en las oficinas de Bethesda y, en el caso de esta nueva aventura, estamos hablando de una hoja de ruta anual.

Si esto no despierta alguna sospecha o alarma sobre lo que puede ocurrir con este juego, no se puede imaginar que más podría.

Escribir un comentario