A tan solo un episodio del final de temporada, ‘Babylon’ ha tomado el capítulo número once de la serie y lo estiró tanto como pudo para darlo todo en la gran final.

O eso esperan los fans, que esta semana presenciaron uno de los episodios más vacíos de la serie, que aunque intentó dar profundidad a la filosofía de lo que es bueno y malo, se quedó corto.

¿Qué es bueno y qué es malo?

La pregunta más recurrente del show, es el centro del capítulo de esta semana, donde los representantes del G6 discutieron los origines del bien y el mal y quién o qué los dictamina desde un punto de vista inherente al hombre y no a sus leyes.

Casi la totalidad del episodio se desarrolla en esta escena con un estilo similar al último episodio de ‘Neon Genesis Evangelion’, pero con la diferencia de que esta vez son las personas con más poder sobre la tierra hablando de problemas filosóficos básicos.

El problema del tranvía y el de la lotería de personas son traídos a colación y trabajados de una forma muy infantil, si tomamos en cuenta quienes están tocando estos temas como si fuesen algo completamente nuevo.

Aunque no hay conclusión, lo único interesante de este episodio es que las preguntas que hizo Magase al inicio vuelven a la pantalla, dándote la sensación de que todos podrían estar siendo controlados y te hacen preguntar si su verdadero deseo es simplemente que ocurran estas conversaciones.

La cumbre del suicidio. Reseña: 'Babylon' - ep 10

Detenla, presidente

El episodio llega a su conclusión con una revelación grande y es que en la cumbre del suicidio asistieron cien mil personas que buscan la solución a sus problemas en Shiniki.

Sin embargo, el gobernador no dejará a los presidentes del G6 solo con eso, ya que el caso de una señorita que aún no sabe si quitarse la vida o no, ha decidido saltar del edificio principal a menos que alguien la detenga.

Para esto, el gobernador de Shiniki le pide al presidente de los Estados Unidos que intervenga y así ayudar a la pobre joven que no es otra que Magase Ai, quien intentará lavarle el cerebro al hombre más poderoso del mundo.

Ideas Finales

Con Zen relegado a ser un agente del FBI en Estados Unidos y todos los presidentes en Nueva York, lo más probable es que todo se mantenga en una llamada abierta entre el presidente y Magase Ai, donde se pondrá a prueba si Alex podrá contra el control mental de la villana.

Un final que revitalizó todas las locuras que ocurrieron alrededor del episodio y que podría significar incontables muertes de personas en todo el mundo, solo para saciar las ansias de Magase de discordia y caos, donde el bien y el mal no existen.

No te pierdas el último capítulo de ‘Babylon’ que se transmite el próximo lunes 27 de enero.