El anticipado The Last of Us: Part II se acerca a su estreno finalmente, tras una ardua espera para su fiel base de fans.

El título exclusivo de PlayStation 4 llegará finalmente el 29 de marzo de 2020 y hoy se ha dado a conocer el rating final de la ESRB (Entertainment Software Rating Board), recibiendo la calificación de M/17+.

El elemento que ha dado esta calificación es la inclusión de contenido sexual y sexualidad en el juego, específicamente en los términos:

  • Contenido Sexual: Actividad sexual no explicita, incluyendo desnudos parciales.
  • Temas Sexuales: Referencias al sexo y a la sexualidad

Nada particularmente diferente a lo que se ha visto en otros juegos de alto nivel en los últimos años. Especialmente en el primer punto, donde juegos que han sido altamente considerados por los fans y la crítica tienen este tipo de contenido casi invariablemente.

Llama más la atención el segundo punto de la clasificación. La sexualidad de Ellie en The Last of Us siempre fue considerada un tema de discusión en su base de fans, desatando controversias relativamente anacrónicas.

El que Ellie se relacionara con otra mujer, Riley, en el DLC del primer juego, Left Behind, dejó a muchos aficionados considerando que se trataba de un truco publicitario para hacer al juego más “políticamente correcto”.

Pero para Naughty Dog esto fue la progresión natural del personaje de Ellie, así como parte del viaje que ha de emprender en la segunda parte del juego. Una historia dramática fuertemente influenciada por el amor y la pérdida de un ser amado.

Hasta los momentos, lo que se conoce de esta continuación es que la venganza por el asesinato de su pareja es el motor de la búsqueda de Ellie, quien volverá a a unirse a Joel para aniquilar a sus enemigos y sobrevivir a un culto misterioso que planea devastar todo a su paso.