Se cuenta y no se cree. Una nueva patente de Sony para la PlayStation 5 traerá un sistema de asistencia por voz para ayudar jugadores.

Cuando el juego se torne complicado, siempre se podrá llamar al servicio de inteligencia artificial y pedir ayuda para superar etapas muy complejas en cualquier juego. Pero el apoyo brindado vendrá con un precio.

Este sistema vendrá afiliado a un costo monetario por su uso, lo que significa que estarían pagando por una guía para superar un videojuego en tiempo real. Es esencialmente el mismo sistema que utilizan a Siri, Alexa o Google, solo que cada vez cobra un poco de dinero.

Esta es una de las situaciones en las que la monetización de los videojuegos se transforma en una deformada parodia de lo que uno podría imaginar de esta situación, al esencialmente ofrecer un insulto a los jugadores disfrazado de conveniencia.

Abriendo puertas de gran peligro

Suena tonto el mirar este tipo de ideas en contexto. ¿Para qué pagar por un servicio que simplemente podemos obtener de manera gratuita?

Si dejamos de lado a los puristas que creen que la manera de hacerlo es seguir persistiendo sin ayuda, solo basta entrar a Google y buscar la información necesaria para superar la parte difícil del juego.

Para los más detallistas existe siempre un potencial de videos en YouTube y Twitch al respecto, por lo que las soluciones siempre pueden estar allí al alcance de la mano. Es aquí donde llega el peligro.

Con esta patente, Sony abriría las puertas a una potencial monetización de la información libre y gratuita que ofrecen otros usuarios en otros medios. Al básicamente vender una “guía oficial” por partes para resolver un problema, ¿qué podría detener a que otras fuentes decidan cobrar por ayudar?

Sin embargo, esta es solo una patente que no ha sido optimizada propiamente dentro de la PlayStation 5, por lo que simplemente puede ser un plan de registrarla para tenerla en la bóveda de ser necesaria, pero nunca hay que confiarse de esta industria.