Hoy es 14 de febrero y no viene nada mal que recordemos aquellos momentos en que esta industria nos mostró de lo que es capaz a la hora de escribir historias de amor y amistad. Hoy les traemos las que nos parecen las cinco mejores parejas de videojuegos.

El orden del listado es más bien aleatorio, cualquiera de estas cinco parejas podrían ocupar el primer puesto, las opiniones de los videojuegos son muy subjetivas y personales, y mucho más en el tema del amor así que, sin nada más que añadir de preámbulo, comencemos.

Tidus y Yuna – Final Fantasy X

Cada Final Fantasy tiene su historia de amor desde que la saga comenzó, podíamos haber elegido a Cloud y Aerith o a Squall y Rinoa, pero nos quedamos con Yuna y Tidus. La invocadora y el guardián improvisados, sobre todo este último, que se une a un grupo de personajes dispares y pintorescos luego de que su lugar de nacimiento desapareciera de un mundo a otro.

La cosa se pone muy complicada cuando nos vamos enterando de que el mundo onírico entra en escena para dar vida a ciertos personajes que hemos conocido a lo largo del juego. Uno de ellos es Tidus por lo que la relación con Yuna es imposible, sin embargo, en el camino hubo amistad, la famosa escena de las carcajadas, un beso en un lago, muchas batallas y este final que si no te saca una lágrima no tienes corazón.

Fue una de las parejas mejor escritas en su momento, rara vez veíamos amor en los juegos y este se presentó como una relación adolescente de verano que efectivamente acabó cuando terminó el verano.

John y Abigail Marston – Red Dead Redemption 2

Ya teníamos material suficiente con el primer Red Dead para entender el amor entre John y Abigail Marston, no obstante, la segunda parte (que funcionaba como precuela) le dio una profundidad a su relación que no imaginábamos.

Ambos se unieron solo por necesidad, porque tuvieron un hijo. John incluso escapa por una temporada, pero vuelve y va creciendo como persona ayudado por Arthur Morgan, para el final del juego, John le ha dado un hogar a su familia y se retira de su profesión de bandolero para ser un simple granjero, una petición de Abigail hace mucho tiempo.

Obviamente la historia no queda allí, pero los momentos de felicidad de la pareja quedan en el recuerdo, sobre todo aquella misión al final de Red Dead Redemption 2 que no es más que una cita con Abigail y una propuesta de matrimonio sorpresa.

Ico y Yorda – ICO

El Team Ico nos ha regalado memorables parejas y, a pesar de que Mono, Wander y el chico anónimo con Trico son buenos ejemplos, nos quedamos con la primera creación de Fumito Ueda.

En ICO encarnamos a un niño con cuernos en la cabeza que es enviado a una isla como sacrificio para una reina. El niño logra escapar de su prisión y se consigue con Yorda encerrada en una jaula y que a esas alturas no es más que una pre adolescente pálida y débil. Ico decide ayudarla solo porque sí, recordándonos que este día también celebra la amistad.

Este tiene un mejor final que las anteriores, al final del juego los niños logran escapar tomados de la manos y disfrutan de una buena sandía viendo las olas del mar chocar.

Ezio y Cristina – Assassin’s Creed Brotherhood

Las memorias de Cristina en Brotherhood fueron una agradable sorpresa, el juego de asesinos de por sí ya es un recuerdo gracias al Animus, pero en este caso eran recuerdos dentro de otros. Específicamente la historia de amor frustrada entre Ezio y Cristina.

Al inicio todo va bien para ambos, no obstante, la vida de asesino toma a Ezio por sorpresa y debe dedicarse al credo sin preocuparse por su vida personal. Luego de unos años se entera que Cristina tiene esposo y Ezio se consigue con la posibilidad de asesinarlo y recuperar a quien él considera el amor de su vida.

No obstante, Ezio deja vivir a Manfredo y sale de la vida de Cristina pensando que había tomado la decisión correcta para ambos. Desafortunadamente esta decisión le termina costando la vida a Cristina y a Ezio la culpabilidad eterna de no haberla protegido.

Más allá del tono triste del final, Ubisoft logró establecer una pareja bastante agradable de ver en unas misiones que eran totalmente opcionales para pasar el juego, sus interacciones fueron genuinas y realistas para la Italia del renacimiento por lo que son la pareja más recordada de la saga.

Artorias y Ciaran – Dark Souls

¿Quién diría que hay amor y amistad en Dark Souls? Una saga llena de muerte, personajes traicioneros y deprimidos no parece el lugar indicado para los sentimientos positivos. No obstante, recordemos que, como suele ser costumbre en los juegos de From Software, siempre llegamos in media res, Lordran en su momento fue un gran reino lleno de vida y ahora solo lo conocemos en su decadencia.

En los mejores momento, Lord Gwyin tuvo a cuatro leales caballeros, 3 hombres, Artorias, Gough y Ornstein y una mujer, Ciaran. Es gracias al DLC, Artorias del abismo, que conocemos a tres de ellos ya que en el juego base solo oímos hablar de ellos como personajes distantes y una vez gloriosos caballeros.

Al volver 100 años atrás en el DLC nos enfrentaremos a un Artorias consumido por el abismo, al derrotarlo podremos volver a visitar el lugar y ver que hay una tumba con su nombre y a Ciaran sentada al lado. En este DLC tenemos la opción de usar el alma de Artorias para crear una poderosa arma, o dársela a Ciaran quien lo define como “su más querido amigo”. Esperemos que todos hayan tomado la decisión correcta.

Por cierto, al volver al presente, podemos visitar la misma tumba de Artorias y conseguir el cuerpo de Ciaran que simplemente murió al lado de su amigo. Una historia de amor o amistad bastante oculta en el juego de Hidetaka Miyazaki.

Obviamente quedan muchas parejas por fuera o incluso relaciones de amistad como las de Final Fantasy XV y los cuatro miembros del grupo principal, pero nos hemos quedado con las que nos han impactado más y dando un poco prioridad a las que quizás han pasado un poco desapercibidas en los últimos años.