La evolución de Sony dentro del mundo de la Realidad Virtual tendrá que esperar un tiempo, mientras se estrena la PlayStation 5.

La nueva consola de Sony esperaba ir de la mano con la PSVR 2, a pesar de ofrecer retrocompatibilidad con la PSVR actual y de ofrecer mejoras para el headset titular de la compañía.

Pero este no será el caso, según reportes de Bloomberg, dado que no han podido cerrar el precio final del sistema, debido al costo inesperado de ciertos materiales de producción, teniendo que aguardar hasta poder definir esta resolución.

A partir de allí han surgido diversos rumores que hablan sobre un lanzamiento separado para la PSVR 2, que se dará completamente ajeno al estreno de la nueva consola.

Las horas mas negras de Sony

En los últimos días se han empezado a conocer las primeras vulnerabilidades del trabajo de Sony con respecto al estreno de PlayStation 5.

Tras el conocimiento del nombre y de las posibilidades generales que tiene la consola, se empezaron a vislumbrar inconvenientes que están causando bastantes ideas negativas con respecto al proyecto.

Sony actualiza el eslogan de marketing de PS5

En primera instancia, la aparición de un sistema de micropagos por ayudas en forma de mensajes de voz provenientes de una IA interactiva se ha convertido en una especie de chiste.

Este micro insulto hacia la capacidad de los jugadores de hacer una búsqueda de Google no quedó muy bien en la comunidad. Sin embargo, se presentó la teoría de que esta patente no tiene intenciones de aparecer en PlayStation 5.

Pero las inseguridades de Sony con respecto al precio final de PS5 han sido un tema de bastante tracción. Desde Sony se quiere esperar antes de definir el costo final, basándose en lo que ofrezca la competencia.

Esto expone una vulnerabilidad de cara a la venidera guerra de consolas con Xbox Series X, que sigue mostrando su potencial sin detenerse.