La preocupación por el temible brote de COVID-19 sigue haciendo estragos en los eventos públicos de la industria pautados para este año.

Ahora le corresponde a Square Enix, quienes publicaron una serie de comunicados en los que declaran que su presencia en el evento PAX East 2020 será menor. Descartando de plano una serie de eventos relacionados con Final Fantasy XIV.

El MMORPG que ha levantado más fanaticada en mucho tiempo, estaba pautado a tener anuncios de contenido durante el evento y una reunión especial de fans posterior a la presentación.

Pero todo esto ha sido cancelado, debido a que Square Enix determinó que por medidas de seguridad médicas, su personal no realizará el viaje pautado. Pero esto no quiere decir que Final Fantasy XIV se quedará sin anuncios, sino que estos llegarán a través de streaming en vivo.

La transformación de la industria

Con una industria habituándose a realizar este tipo de transmisiones para presentar contenido nuevo y estrenos, el concepto actual de los eventos multitudinarios comienza a perderse en el tiempo.

Esto no quiere decir que es el final de los eventos en vivo, sino que estamos en presencia de una modificación de la idea general que los rodea. La industria está perdiendo interés en participar en las presentaciones por un motivo simple, dinero.

El coronavirus puede dejarnos sin nuevos cómics hasta julio

Montar una presentación en un escenario, expuestos a un público en vivo en un ambiente cada vez más sectario y vocal, les cuesta un dinero en inversiones que han descubierto que pueden ahorrarse.

El terrible caso de la aparición del Coronavirus puede que le de un empujón a que esta manera de realizar anuncios sea el estándar final de la industria, manteniendo todo de manera remota.

Por otro lado, los organizadores de eventos entienden que si las compañías dejan de asistir, ellos van a tener que improvisar. Esta es la razón que ha terminado de llevar a creadores de contenido, streamers y personalidades como los nuevos atractivos para eventos de alto relieve.

Pero, por el momento, esta apuesta todavía no ha rendido tanto como quisieran. Habrá que esperar para ver.